Saltar al contenido principal

CFPB Toma Acción Contra Phoenix Financial Services por Prácticas Ilegales de Cobro de Deudas Médicas y Reporte del Crédito

Este cobrador intentó cobrar deudas que están en disputas usando ilegales cartas y engaños

WASHINGTON, D.C. – La Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés) tomó acción contra el cobrador de deudas médicas Phoenix Financial Services (Phoenix), por numerosas violaciones a las leyes en materia del cobro de deudas y el reporte del crédito. En al menos miles de casos, Phoenix continuó intentando cobrar deudas que no estaban sustanciadas luego de haber sido disputadas por consumidores que dudaban de su validez. La orden emitida obliga a Phoenix a pagar, reparaciones a los consumidores afectados y una multa de $1.675 millones al fondo de la CFPB para el alivio de víctimas.

“Mientras que la deuda médica amenaza a tantas familias en el país, estamos tomando acciones contra las compañías que busquen enriquecerse a costa de los pacientes”, dijo el director Rohit Chopra. “Dadas las muchas inexactitudes que hemos encontrado en la facturación médica y el reporte del crédito, en la CFPB, trabajaremos para asegurarnos de que los pacientes no sean coaccionados a pagar deudas que no deben”, continuó.

Phoenix actúa como tercero cobrador de deudas y tiene su sede principal en Indianapolis, Indiana. Phoenix cobra principalmente deudas médicas vencidas, y “furnishes” o entrega información sobre los consumidores a las compañías de informes de crédito. Entre enero del 2017 y diciembre del 2020, Phoenix recibió de sus clientes aproximadamente 54.4 millones de cuentas para cobrar, que supuestamente estaban pendientes o tenían deudas.

En un reporte (en inglés) publicado el pasado año, la CFPB descubrió que 43 millones de consumidores tenían deudas médicas en sus informes de crédito y que, en conjunto, las familias del país debían alrededor de $88 billones en facturas médicas. Las facturas médicas afectan la habilidad de la gente para acceder a crédito costeable, hallar vivienda de calidad, o inclusive, encontrar empleo. Uno de los hallazgos de la investigación hecha por la CFPB, fue que muchos consumidores reportaron que las transacciones médicas en sus informes de crédito no eran exactas. Cuando información imprecisa o falsa es entregada a las compañías de informes de crédito, puede convertirse en una forma de coerción contra los pacientes y sus familias para obligarles a pagar facturas y deudas médicas que no deben.

La investigación de la CFPB también encontró que Phoenix les envió cartas a los consumidores que habían disputado la validez o exactitud de sus supuestas deudas, aun cuando no habían logrado validarlas ellos mismos. Los cobradores están obligados a contar con bases razonables para asegurar que un consumidor debe una supuesta deuda, si la misma es disputada.

El envío por Phoenix de cartas de cobranzas ilegales por puso en riesgo a los consumidores al presionarles o inducirles a pagar deudas que ellos no debían. Además de enviar estas cartas de cobro, Phoenix también le entregó información de esas deudas a las compañías de informes de crédito. La incapacidad de Phoenix para conducir investigaciones razonables de las disputas recibidas probablemente resultó en que mucha información inexacta permaneció en los informes de crédito de los consumidores, y les perjudicó de muchas formas, como por ejemplo, haciendo el crédito más costoso o inaccesible para ellos.

Acción de cumplimiento de ley

Bajo la Ley de Protección Financiera del Consumidor, la CFPB tiene la autoridad de tomar acción contra aquellas instituciones que violen las leyes de protección financiera del consumidor, incluyendo la Ley de Informes de Crédito Justos y la Ley de Prácticas Justas en el Cobro de Deudas. La CFPB descubrió que Phoenix había violado la Ley de Informes de Crédito Justos y su V Normativa de implementación, al no conducir investigaciones razonables de las disputas introducidas por los consumidores, y al carecer de políticas y procedimientos razonables para comprobar la exactitud e integridad de la información que les entregó a las compañías de informes de crédito. Phoenix también violó la Ley de Informes de Crédito Justos al usar medios falsos o engañosos para cobrar deudas, y al no detener sus esfuerzos de cobranzas al recibir notificación de que el consumidor había disputado el reclamo de cobranza.

La orden emitida obliga a Phoenix a:

  • Detener el uso de prácticas ilegales en el cobro de deudas y el reporte del crédito: Phoenix tiene prohibido hacer cualquier representación de que un consumidor tiene una deuda, a menos que pueda probarla al momento de hacer la representación. Phoenix también debe establecer y escribir políticas y procedimientos para asegurarse de conducir investigaciones razonables de las disputas hechas sobre la información que le entrega a las compañías de informes de crédito, incluyendo políticas y procedimientos, por escrito, relacionadas con el manejo de las disputas hechas por consumidores.
  • Cooperar con los examinadores de la CFPB: Phoenix estará sometida a la autoridad supervisora de la CFPB mientras dure la orden. La conducción de revisiones de supervisión es una de las herramientas claves con las que cuenta la CFPB para asegurarse de que las entidades cumplan las leyes.
  • Entregarles reparaciones a los consumidores: Phoenix debe proveer con reparaciones a los consumidores que recibieron cartas de cobranzas luego de disputar la validez de una supuesta deuda. La compañía debe reembolsarles a los consumidores cualquier monto que éstos le hayan pagado, luego de recibir una ilegal carta de cobranzas.
  • Pagar multas de $1.675 millones: La orden obliga a Phoenix a pagar una multa de $1.675 millones a la CFPB, la cual será depositada en su fondo para el alivio de víctimas.

Lea la orden (en inglés).

Para encontrar los recursos de la CFPB sobre el cobro de deudas, visite su página web.

Los consumidores pueden enviar quejas en la página de la CFPB, o llamando al (855) 411-CFPB (2372).

Aquellos empleados que crean que las compañías donde trabajan han violado leyes de protección financiera al consumidor, incluyendo la Ley de Prácticas Justas en el Reporte del Crédito, pueden enviar la información que tengan a la dirección whistleblower@cfpb.gov.

###

La Oficina para la Protección Financiera del Consumidor es una agencia del siglo 21 que implementa y hace cumplir las leyes federales en materia financiera, y que se asegura de los mercados de productos financieros sean justos, transparentes y competitivos. Para encontrar más información visite consumerfinance.gov/es.