Skip to main content
Un sitio web oficial del gobierno federal de los Estados Unidos

Protecciones para arrendatarios

Si por causa de la pandemia del coronavirus tiene problemas para pagar su renta, o está enfrentando un “eviction” o desalojo, sepa que no está solo.

Conozca qué pude hacer y aprenda sobre las nuevas protecciones para arrendatarios.

Si usted le renta a un propietario cuya hipoteca está asegurada o respaldada por el gobierno Federal o por alguna de las empresas patrocinada por éste (GSE), vive en una vivienda que es subsidiada directamente por el gobierno Federal, o le han otorgado subsidio o patrocinio federal, usted no puede ser desalojado por no pagar su renta, entre el 27 de marzo y el 24 de julio del 2020, gracias a lo previsto en la Ley CARES.

Muchos estados y gobiernos locales también han paralizado los desalojos a consecuencia del impacto de la pandemia del coronavirus. Averigüe si el estado donde reside está entre ellos (en inglés).

Bajo la Ley CARES, pueden aplicar otras restricciones sobre propiedades que tengan hipotecas respaldadas por el gobierno Federal o por las empresas patrocinadas por éste (GSE). Aquellos caseros que amparados por la Ley CARES, reciban aplazamientos como alivio de hipoteca, no podrán desalojar a sus inquilinos mientras se encuentren recibiendo este beneficio. Una vez que el aplazamiento termine, su casero deberá darle una notificación de 30 días para que desaloje la propiedad, y deberá esperar a que la notificación expire antes de obligarle a salir.

Qué significa esto para usted

Aun cuando la moratoria de desalojo prevista por la Ley CARES aplique en su caso, los pagos de la renta se vencerán en la misma fecha en que estaban pautados. Por lo tanto, si usted puede continuar pagando su renta, hágalo y evite así la posibilidad de un posible desalojo.

Si sus ingresos se han reducido o hay un cambio en sus circunstancias particulares, que le traerá dificultades para pagar su renta, comuníquese con su casero inmediatamente.

Si usted vive en una vivienda subsidiada por el gobierno Federal, y sus ingresos se han disminuido, comuníquese con la autoridad de vivienda que le corresponda para que converse acerca de una recertificación de ingresos. Si le renta a una compañía privada o a un casero, un acuerdo de pago podría ayudarle a evitar el desalojo, una vez que la moratoria termine.

Averigüe si su Vivienda está amparada por la Ley CARES

La mejor manera de averiguarlo es preguntándole a su autoridad de vivienda correspondiente, su casero o compañía que maneje su renta.

También puede revisar estos recursos:

Si el apartamento o unidad que renta está en un edificio con 5 o más unidades:

Si usted renta en una propiedad que tiene cuatro o menos unidades

Su casero también puede verificar con Freddie Mac , Fannie Mae (en inglés), VA (en inglés) o USDA (en inglés), si su propiedad está cubierta.

¿Tiene problemas con su casero?

Usted también podría enviar una queja al “Attorney General” o Procurador General del estado (en inglés) donde resida.

Discriminación Habitacional

Las leyes federales prohíben la discriminación habitacional por causa de su raza, color, nacionalidad, religión, género, estatus familiar o discapacidad. Si está tratando de comprar o rentar una casa o un apartamento, y cree que sus derechos han sido violados, puede enviar una queja de discriminación habitacional al HUD.

Quejas contra caseros en viviendas federales

Cientos de caseros han sido multados o se les ha retirado su licencia para trabajar con el gobierno Federal por haber fallado en proveer al pobre con una vivienda segura y decente, mientras se enriquecían con subsidios de fondos provenientes de los contribuyentes.