Saltar al contenido principal

Usted puede ayudar a cuidadores a descubrir tácticas ilegales de cobranzas de deudas con hogares de cuidado

View page in English

Deborah Royster (Asist. al Dir. Oficina para Adultos Mayores) y Edwin Walker (Sub Asist. al Dir. de Asuntos de la Tercera Edad, Administración para la Vida Comunitaria)

Hoy, estamos publicando un nuevo recurso para ayudarle a identificar y reportar, tácticas ilegales de cobranzas de deudas con hogares de cuidados. Sea usted un defensor del pueblo en cuidados de largo plazo, coordinador de cuidados, abogado especializado en derecho de la tercera edad, o proveedor de otros servicios a adultos mayores, puede ayudar a los cuidadores a:

  • Descubrir las señales de alerta en los contratos de admisión de los hogares de cuidados
  • Encontrar ayuda si un cobrador intenta cobrarles facturas provenientes de un hogar de cuidado
  • Reportar actividades ilegales a las autoridades federales o estatales

Los cuidadores no tienen que poner sus propias finanzas en riesgo para ayudar a sus seres queridos a recibir cuidados

En los Estados Unidos existen 48 millones de familiares y amigos que le dan apoyo a un adulto mayor en este momento. Es importante para estos cuidadores entender cuáles son sus derechos, especialmente cuando se trate de ayudar a un ser querido a ser admitido en un hogar de cuidado. Algunos de éstos y cobradores de deudas están facturando y demandando a cuidadores por costos de cuidado a residentes, basándose en contratos de admisión ilegales (en inglés). Sea usted un defensor del pueblo en cuidados de largo plazo, coordinador de cuidados, abogado especializado en derecho de la tercera edad, o proveedor de otros servicios a adultos mayores, puede jugar un papel en proteger a esos cuidadores.

Los términos de un contrato ilegal de admisión a un hogar de cuidado pueden causar serios daños financieros

Durante el proceso de admisión a los hogares de cuidado, los cuidadores deben decidir si firman el contrato de admisión. Estos documentos pueden ser largos y confusos, y probablemente los cuidadores no conocen las potenciales consecuencias legales de lo que están firmando. Los contratos de admisión de algunos hogares de cuidado indican que el cuidador, familiar o amigo, debe pagar por la factura del residente, si el mismo no puede hacerlo. Sepa que esto por lo general es ilegal (en inglés).

Cuando alguna factura no es pagada, algunos hogares de cuidado contratan cobradores, incluyendo firmas de abogados, para exigirles a los cuidadores que cubran las facturas no pagadas del residente. Estos cobradores podrían reportar la deuda a las compañías de informes de crédito como si fuese del cuidador, e introducir una demanda ante algún tribunal. El impacto financiero de una cobranza puede ser devastador para los cuidadores y sus familias.


Mi madre murió en octubre del 2020. Sólo dos días antes… Había recibido en el correo una notificación de que había sido personalmente demandado por el hogar de cuidado por una deuda de cerca de $80,000. Ni siquiera tuve tiempo de hacer duelo. Tenía muchas cosas en mi cabeza, el estrés era insoportable. Pensé que no podría pagar mi hipoteca. Creí que definitivamente perdería mi casa. ¿Qué iba a poder decirle a mis hijos?

Testimonio de Robyn King ante el Comité de Banca, Vivienda y Asuntos Urbanos del Senado. 29 de marzo del 2022 (en inglés)



Esta presión podría convencer a cuidadores de comprometerse en planes de pago para pagar las facturas del residente con el hogar de cuidado, aun teniendo dudas sobre la legalidad del contrato. Estas acciones también podrían violar la Ley de Practicas Justas en el Cobro de Deudas, FDCPA por siglas en inglés y la Ley de Informes de Crédito Justos os, FCRA, por sus siglas en inglés (en inglés).

Usted puede ayudar a cuidadores a descubrir y reportar las tácticas ilegales de cobranzas de hogares de cuidado

Los cuidadores podrían no darse cuenta de lo que han firmado, sino hasta que el hogar de cuidados comience a intentar cobrarles personalmente la deuda del residente. Es por esto que es importante que activistas por los cuidadores, defensores del pueblo en cuidados de largo plazo, abogados especializados en derecho de la tercera edad y profesionales de servicios a la tercera edad, ayuden a los cuidadores a identificar y reportar estas tácticas.

De qué estar pendiente

Esté alerta con palabras como “responsible party”, o parte responsable, y “joint and several liability” o responsabilidad conjunta. Algunos contratos indican que, si la parte responsable no se asegura de que la planilla de solicitud al Medicaid del residente esté completa, correcta y sea entregada puntualmente, entonces ellos serán responsables de pagar por los daños al hogar de cuidados. O también podrían decir que tanto la “parte responsable”, como el residente, tienen “responsabilidad conjunta” sobre las facturas del hogar de cuidados.

Si un tercero cuenta con acceso legal al dinero y propiedades de un ser querido, un hogar de cuidado sólo puede pedirle o exigirle firmar un contrato sin personalmente comprometerse financieramente a pagar, dado que ya fue hecha la promesa de usar el dinero del residente para pagar sus facturas. Por ejemplo, un hogar de cuidado puede exigir tener un poder legal o un albacea, para que las facturas se paguen con el dinero del residente (en inglés).

Qué puede hacer

Únase a la conversación. Síganos en Twitter y en Facebook .