Skip to main content
Un sitio web oficial del gobierno federal de los Estados Unidos

Cómo obtener una mascota

Tener una mascota puede ser muy emocionante para toda la familia, pero conlleva una serie de responsabilidades nuevas. Con estos consejos podrá adaptar la conversación para que su niño preescolar, preadolescente y adolescente aprenda habilidades relacionadas con el dinero que le puedan servir más adelante.

Además de lo necesario para cuidar de su nueva mascota, también debe prepararse para cualquier cambio en la situación financiera de la familia. Estos consejos le ayudarán a tener una buena conversación.

Puede que sea difícil hablar de algunos temas pueden en su familia. Recuerde que los niños perciben más que las palabras que usted puede decir, pueden ver su estado de ánimo y actitudes. Empiece la conversación cuando crea que puede ser productivo y agradable.


Niños pequeños | Niños de edad escolar a preadolescentes | Para adolescentes y jóvenes

Para niños pequeños (de 3 a 5 años)

Aquí tiene algunas ideas sobre cómo enfocar la conversación. Para los niños pequeños, las conversaciones no siempre deben ser una cuestión de dólares, más bien puede ayudarles a desarrollar su autocontrol, la planificación, y las habilidades de resolución de problemas que necesitarán como adultos. En la conversación también puede incluir otras habilidades que su niño puede mejorar, como aprender a contar, ser paciente para conseguir algo, pensar con flexibilidad, y centrarse en su objetivo. Obtenga más información sobre las metas que su niño está logrando y sobre cómo ayudarle.

Resolución de problemas

Pídale a su niño(a) que se imagine que él o ella es la nueva mascota. Hablen sobre qué necesitaría cada día, como alimentos y agua. Hablen sobre las cosas que la familia podría comprar para la mascota (un plato para el agua y comida, juguetes y otras cosas) y separe las cosas que la mascota necesita y las cosas extra.

Establecimiento de metas

Su hijo tal vez quiera ahorrar para comprar algo para la mascota. Ayúdelo a establecer una meta y a tomar las medidas necesarias para alcanzarla, poco a poco.

Para niños de edad escolar a preadolescentes (de 6 a 12 años)

Aquí tiene algunas ideas sobre cómo enfocar la conversación. En esta edad, su niño puede desarrollar hábitos, valores y reglas generales que sustentarán su bienestar financiero futuro. Puede tratar de incluir otras ideas apropiadas en la conversación con su preadolescente, como ayudarle a usar sus experiencias en el mundo que les rodea, establecer un sistema de valores, resistir la presión de los compañeros y crear hábitos automáticos. Obtenga más información sobre las metas que su preadolescente está logrando y sobre cómo ayudarle.

Cómo establecer hábitos

Para enseñarle que se pueden establecer hábitos automáticos, encárguele que cuide de la mascota. Por ejemplo, podrían dar de comer a la mascota al mismo tiempo en que se prepara la cena familiar.

Refuerzo de valores

Muestre cómo refuerza los valores de su hogar el tener una mascota. La gente cuida de los animales por distintas razones. Las razones que tenga su familia marcarán las decisiones sobre las rutinas de cuidado de su mascota, y también de los gastos.

Para adolescentes y jóvenes

Aquí tiene algunas ideas sobre cómo enfocar la conversación. También puede intentar incluir en la conversación otras maneras en que su adolescente puede practicar ciertas habilidades, como investigar, comparar y tomar decisiones por su cuenta. Obtenga más información sobre las metas que su adolescente está logrando y sobre cómo ayudarle.

Comparar antes de comprar

Haga una lista de las habilidades de investigación de su adolescente. Hay distintos tipos de alimento para mascotas, su adolescente puede ayudarle a recopilar información de las tiendas o sitios web donde lo venden y compararlos en términos de nutrición, costos y otros factores. También puede encargarle que busque y elija a un veterinario. Y puede ayudar a calcular cuánto va a costar cuidar y alimentar a la mascota a lo largo del tiempo.

Orientación profesional

Averigüe si a su adolescente le interesan los trabajos relacionados con la industria del cuidado de mascotas (refugios para animales y tiendas de mascotas, veterinarios, entrenamiento, guardería, agencias de talento de mascotas, etc.). Aún si a su adolescente no le atraen estos trabajos, puede ser un buen ejercicio encargarle investigar las diferentes maneras en que las personas se preparan para desarrollar sus carreras.