Skip to main content
Un sitio web oficial del gobierno federal de los Estados Unidos

Ayude a su niño a alcanzar objetivos económicos

La mayoría de la gente aprende las habilidades y hábitos financieros de sus padres y cuidadores. Aprenda cómo desarrollan los niños sus habilidades financieras.

Capacidades y aptitudes que necesitan desarrollar ahora para alcanzar un bienestar financiero en el futuro

Aprender a planificar por adelantado, ser paciente para conseguir lo que uno quiere, y terminar lo que se empieza, ayuda a los niños (y a adultos) a lograr el bienestar financiero. De acuerdo con la investigación de la Oficina, estas habilidades son la base de los comportamientos que sustentan su bienestar financiero, como el establecimiento de metas, la planificación, el ahorro para el futuro y la capacidad de apegarse a un presupuesto.

Consulte las actividades y las conversaciones de apertura

A esta edad, su hijo puede desarrollar estas habilidades:

  • Capacidad para centrarse en lo que tiene que hacer
  • Persistencia para seguir adelante incluso si no es fácil
  • Capacidad para reconocer qué le interesa más cuando se trata de cosas como el tiempo, el dinero, regalos o pertenencias

Su hijo también está desarrollando:

  • Comprensión de porqué es importante conservar y utilizar cosas como el tiempo, el dinero, los regalos o las pertenencias
  • Habilidades matemáticas básicas, como contar y ordenar
  • Ideas abstractas, como dinero, compromisos o intercambios

Qué tiene que ver en su hijo

Su hijo podría ir por buen camino si:

  • Muestra paciencia
  • Se toma su tiempo
  • Prueba una y otra vez

Su hijo podría necesitar su ayuda si:

  • Muestra frustración o mal genio
  • Deja de prestar atención

Consejos que pueden ayudar

Tenga en cuenta que usted ya les está enseñando sobre el dinero, aunque no sea a propósito

Sus hijos están constantemente mirando y escuchando, por lo que podrían absorber más de lo que piensa. Cuando usted busca una oferta, o derrocha en algún capricho o planifica alguna ocasión especial, usted está enseñando a sus hijos su forma de pensar con respecto al dinero.

Piense en voz alta

De sus acciones, a menudo sus hijos sacan sus propias conclusiones, ¡y a veces no son las que usted quería! Cuando uno piensa en voz alta, deja claro lo que está haciendo y porqué. Trate de practicar el hábito de pensar en voz alta durante el manejo de su tiempo y el dinero en el día a día para que sus hijos puedan seguirlo.