Skip to main content
Un sitio web oficial del gobierno federal de los Estados Unidos

Ayude a su hijo de edad escolar o preadolescente a alcanzar objetivos económicos

La mayoría de la gente aprende las habilidades y hábitos financieros de sus padres y cuidadores. Aprenda cómo desarrollan los niños sus habilidades financieras.

Capacidades y aptitudes que necesitan desarrollar ahora para alcanzar un bienestar financiero en el futuro

Hay hábitos que pueden ayudar a los niños (y a los adultos) a lograr un bienestar financiero en la adultez, como la planificación, el ahorro, y el adherirse a sus metas y valores. Según la investigación de la Oficina, el bienestar financiero se fundamenta en hábitos como tomar decisiones rápidas solucionar asuntos diarios relacionados con el dinero y establecer una rutina que funcione para administra el dinero.

Consulte las actividades y las conversaciones de apertura

A esta edad, su hijo puede desarrollar estas habilidades:

  • Actitud positiva sobre sobre el ahorro, la austeridad y el autocontrol.
  • Capacidad de planificar o ahorrar para lo que quiera
  • Capacidad para tomar decisiones financieras en armonía con sus propias metas y valores
  • Autoconfianza para hacer algo que nunca ha hecho relacionado con el dinero

Su hijo también está desarrollando:

  • Planificar por adelantado y ser paciente para conseguir lo que quiere
  • Mantener ciertos eventos futuros en mente
  • Entender ciertos procesos y conceptos financieros, como la banca y el ganar dinero
  • Manejar bien el dinero u otros recursos como el tiempo o pertenencias para alcanzar una meta

Qué tiene que ver en su hijo

Su hijo podría ir por buen camino si:

  • Guarda las cosas importantes en un lugar seguro
  • Hace planes con antelación
  • Hace un seguimiento de sus asignaciones
  • Es fiable

Su hijo podría necesitar su ayuda si:

  • Se queja de cómo gasta el dinero, el tiempo u otros recursos de valor
  • Desilusiona a los demás
  • No se atreve a hacer las tareas difíciles

Consejos que pueden ayudar

Tenga en cuenta que usted ya les está enseñando sobre el dinero, aunque no sea a propósito

Sus hijos están constantemente mirando y escuchando, por lo que podrían absorber más de lo que piensa. Cuando usted busca una oferta, o derrocha en algún capricho o planifica alguna ocasión especial, usted está enseñando a sus hijos su forma de pensar con respecto al dinero.

Piense en voz alta

De sus acciones, a menudo sus hijos sacan sus propias conclusiones, ¡y a veces no son las que usted quería! Cuando uno piensa en voz alta, deja claro lo que está haciendo y porqué. Trate de practicar el hábito de pensar en voz alta durante el manejo de su tiempo y el dinero en el día a día para que sus hijos puedan seguirlo.