Siempre he tratado de ahorrar para los días difíciles. Ahora mi hijo está en la universidad y quiero que empiece a ahorrar también. ¿Qué me sugieren?

Para animar a sus hijos de edad universitaria a ahorrar, le sugerimos ahorros automatizados. Si él tiene ingresos estables–de un empleo a tiempo parcial o a tiempo completo, por ejemplo– quizás pueda establecer una deducción de nómina por su empleador. 

También podría programar una transferencia automática a una cuenta de ahorros a través de su banco o cooperativa de crédito.

También es buena idea hablar de la cantidad que debe ahorrar. Algunos expertos sugieren ahorrar el equivalente de los gastos de tres a seis meses. Ese es un buen objetivo, pero puede ser difícil de alcanzar para un joven que está empezando. Hable acerca de algunos gastos de emergencia que usted o él haya tenido recientemente, como la reparación de un automóvil o la reparación de una computadora que ha dejado de trabajar. Puede utilizar estos ejemplos de gastos como objetivos. Una vez alcanzados estos objetivos, entonces su hijo podría aspirar a más.

Dado que el está ahorrando para emergencias, asegúrese de hablar acerca de mantener el dinero seguro, como en una cuenta de ahorro de banco o cooperativa de crédito con garantía federal. También el debe poder recuperar el dinero rápidamente cuando sea necesario; por lo que las cuentas que sancionan los retiros anticipados o que tienen mayores costos de transacción, como las inversiones o los certificados de depósitos, podrían no ser las mejores opciones.

Para más actividades sobre el dinero para hijos, visite nuestra sección “El Dinero Mientras Creces”.

¿Fue útil esta respuesta?

Nota: No incluya información confidencial, como su nombre, información de contacto, número de cuenta o número de seguro social en este campo.