De pequeños a adolescentes: Cómo poner en marcha los hábitos de ahorro de sus hijos

Hacer que sus hijos ahorren dinero puede ser más difícil que lograr que se cepillen los dientes o coman sus vegetales. Pero es uno de muchos hábitos buenos respecto al dinero que puede inculcar a sus hijos. Siga leyendo para enterarse cómo usted puede desarrollar una mentalidad de ahorro desde la primera infancia hasta la adultez temprana.

Primera infancia

"¿Ya llegamos?"

Con los niños pequeños, saber esperar es esencial para desarrollar buenos hábitos de ahorro.  Fije su atención en el desarrollo de conductas que requieren paciencia como jugar tranquilamente cuando usted está en el teléfono o cuando habla con otros, esperar su turno para jugar o hacer fila en un restaurante. Estas habilidades les ayudan a esperar por las cosas que necesitan o desean a medida que van creciendo. Premie a los niños con elogios por la paciencia y el autocontrol; estas prácticas ayudan a ver cómo el ejercicio de la paciencia rinde beneficios futuros.  Lea más acerca de cómo el aprendizaje del autocontrol también ayuda al futuro financiero del niño .

Niñez media

“¡Ah! ¡Yo quiero lo que tienen esos chicos!"

Los niños entre los 6 y 12 años comienzan a notar lo que tienen a su alrededor, como lo que tienen sus compañeros y amigos. Hábleles sobre cómo las personas generalmente ahorran para comprar las cosas que quieren. Ayúdeles a planificar y ahorrar el dinero que podrían recibir como regalo o mesada. Para fomentar sus ahorros, puede presentarles la idea de un programa de ahorros "igualados", aunque podrían no encontrar un programa de ahorros con contribuciones igualadas por algunos años. Usted puede agregarle al dinero que ellos depositan en sus cuentas bancarias o ponen en sus alcancías; por ejemplo, cinco, diez o 25 centavos por cada dólar que ahorran, y establecer un límite a la cantidad total que usted contribuye por semana o mes.

Los niños de hoy han nacido en una era digital, en un mundo lleno de tecnología muy natural para ellos. Usted puede demostrar cómo la tecnología también apoya el mundo del dinero. Para los niños que son demasiado jóvenes como para tener una cuenta en su propio nombre, considere abrir una cuenta aparte, una cuenta de ahorros o de cheques de bajo costo donde pueda guardar el dinero de su hijo. Luego, muéstrele en línea cómo crece la cuenta. También puede ayudar a su hijo con los depósitos digitales al transferir su mesada a su cuenta.

La adolescencia y la juventud 

"¿Me puedes prestar diez dólares?”

A medida que sus hijos van a la escuela secundaria, pasan a la adultez y comienzan a ganar su propio dinero, ayúdeles a establecer metas de ahorro y haga un seguimiento de dichos ahorros. 

Sus hijos están entrando una época en la cual tendrán que tomar decisiones complejas y hacer compensaciones. Ayúdeles a que se acostumbren a recopilar y comparar todos los detalles antes de tomar una decisión. Usted puede hablar con ellos sobre las ventajas y desventajas de tener una cuenta de ahorros,  cuenta de cheques, chequera, tarjeta de débito y otras maneras de llevar un registro y ahorrar el dinero. Ayúdeles a comparar cuentas con las características que son importantes para ellos: bajo riesgo, bajos costos, acceso en línea y más.

Desarrollar ciertos hábitos, como el de ahorrar para el futuro, ocurre con el transcurso del tiempo. A medida que sus hijos crecen y se desarrollan, usted puede seguir agregando a la fundación de habilidades monetarias que sus hijos se llevarán con ellos hacia la edad adulta.

Pruebe algunas actividades con sus hijos

En nuestro nuevo recurso web rediseñado, El Dinero Mientras Creces, usted encontrará algunas actividades diseñadas para todas las edades, que le servirán para preparar a sus hijos para la vida financiera. También hemos combinado estas actividades con nuestra investigación sobre cómo los adultos forman el bienestar financiero para mostrar por qué las actividades funcionan. ¡Queremos saber su opinión!

Join the conversation. Follow CFPB on Twitter and Facebook .