Mi prestamista me ofreció una línea de crédito hipotecario. ¿Qué es eso?

Una línea de crédito hipotecario (HELOC, por sus siglas en inglés) es una línea de crédito “abierta” que le permite pedir prestado en varias ocasiones sobre su capital inmobiliario. Usted retirará de la línea con el tiempo, por lo general hasta cierto límite de crédito, usando cheques especiales o una tarjeta de crédito. A medida que paga el capital, puede sacar de nuevo esa cantidad. Esta parte del plan se conoce como “período de retiro”, que suele tener una duración de un término fijo, como diez años. Después de que termina el período de retiro, por lo general luego sigue el “período de pago”, durante el que usted tiene que pagar el saldo pendiente de los pagos periódicos regulares de capital e intereses. El periodo de amortización también es un plazo fijo de años.

Según su prestamista y su acuerdo de línea de crédito hipotecario, es posible que tenga que pagar toda la cantidad que pidió prestada tan pronto como comience el período de amortización. Las líneas de crédito hipotecario suelen tener una tasa de interés variable que cambia con el tiempo, por lo que puede que sus pagos no sean los mismos de un mes a otro.

Si el valor de su vivienda disminuye significativamente, su prestamista puede decidir no permitir que tome un crédito adicional bajo su plan de línea de crédito hipotecario, lo que puede dar lugar a que usted no tenga acceso a la cantidad de dinero que pensaba que podía tener acceso. El prestamista también puede congelar su capacidad de tomar fondos adicionales si cambian sus circunstancias financieras y su prestamista cree usted no podrá hacer sus pagos.

Si tiene problemas con sus facturas, tomar una línea de crédito hipotecario para pagar su deuda puede causar más problemas para usted y poner su vivienda en riesgo. 

Antes de tomar una línea de crédito hipotecario para consolidar sus deudas, hable con un asesor de vivienda aprobado por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de EE. UU.

  • Este asesor de vivienda aprobado puede:
  • Aconsejarle sobre cómo administrar su dinero y sus deudas
  • Ayudarle a desarrollar un presupuesto
  • Darle materiales educativos y talleres educativos gratuitos

Evite las empresas que piden grandes comisiones por adelantado o que hacen promesas poco realistas, como restaurar su crédito o pagar sólo una parte de la deuda. Usted puede comprobar si un asesor de vivienda está aprobado por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano o encontrar un asesor de vivienda aprobado por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano en el sitio web de este organismo o mediante la línea de remisión telefónica al consejero de vivienda (1-800-569-4287).

Consejo: Si está considerando una línea de crédito hipotecario, averigüe y compare todas las opciones. Al igual que otras hipotecas, las líneas de crédito hipotecario tienen costos y comisiones asociados. Además, no olvide revisar los riesgos de este tipo de crédito. Si no entiende los términos y condiciones de su préstamo, pregúntele a su prestamista, agente, asesor financiero de confianza o asesor de vivienda. La mejor manera de evitar problemas es no firmar nada que no entienda.

¿Fue útil esta respuesta?

Nota: No incluya información confidencial, como su nombre, información de contacto, número de cuenta o número de seguro social en este campo.