Saltar al contenido principal

La CFPB Propone Normativa para Detener el Cobro de Tarifas Inesperadas sobre Cuentas Bancarias

La normativa propuesta prohibiría el cobro de penalidades por fondos insuficientes en transacciones declinadas inmediatamente después del pase o toque de la tarjeta, o el clic de la transacción

WASHINGTON, D.C. – La Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés) propuso bloquearles a bancos y otras instituciones financieras, una potencial fuente de ingresos basada en nuevos “junk fees” o tarifas inesperadas que cobrarían sobre transacciones declinadas inmediatamente después del pase o toque de la tarjeta, o el clic de la transacción. La normativa propuesta (en inglés) prohibiría el cobro de penalidades por fondos insuficientes (NSF, por sus siglas en inglés) sobre transacciones declinadas en tiempo real por las instituciones financieras. Este tipo de transacciones incluyen compras hechas con tarjetas de débito y los retiros de telecajeros, así como algunos pagos declinados de persona a persona (peer-to-peer). La propuesta de la CFPB forma parte del tratamiento proactivo que la agencia le da a la protección de los consumidores, y la misma cubriría a bancos, cooperativas de crédito y a ciertas compañías de pagos persona a persona.

“A través de los años, los grandes bancos y sus consultores, se han inventado nuevas tarifas inesperadas que cobran por servicios que no cuestan nada”, dijo el director de la CFPB Rohit Chopra. “Los bancos deberían estar compitiendo por ofrecer mejores productos a costos más bajos, no buscando como imponer tarifas extras sin generar ningún valor. La CFPB continuará hoy limpiando el mercado financiero de tarifas inesperadas y previniendo que emerjan nuevas en el futuro”, continuó.

Cuando un consumidor trata de hacer un pago, pero no tienen suficiente dinero en su cuenta, por lo general pasa una de dos cosas. Uno de los resultados es un sobregiro, en este, la institución financiera extiende un crédito para cubrir la diferencia y permite que la transacción pase. Generalmente, la institución cobra una penalidad por el crédito para cubrir el sobregiro. El otro resultado es que la institución financiera simplemente declina la transacción por haber fondos insuficientes para cubrirla. Por lo general, la institución sólo cobra una penalidad por estas transacciones que son procesadas y luego declinadas, por ejemplo, cheques o autorizaciones automáticas, como las transacciones que pasan por la “Automated Clearing House” o cámara de compensación bancaria.

Las instituciones financieras casi nunca cobran tarifas o penalidades por transacciones que sean declinadas en tiempo real, al momento de pasar o tocar la tarjeta, o hacer clic para completarla. Por ejemplo, una compra de víveres de $100, hecha con una tarjeta de débito, podría ser declinada en tiempo real porque la cuenta tiene sólo $90. Este tipo de transacciones no son procesadas como transacciones de cámara de compensación bancaria, y por lo general, no se les imponen tarifas.

La CFPB está proactivamente tomando pasos para asegurarse de que las instituciones financieras no impongan estas tarifas, lo cual podría ocurrir por numerosas razones que están fuera del control de los consumidores. Específicamente, con el avance de la tecnología, las instituciones financieras podrían ser capaces de declinar más transacciones al momento de pasar o tocar la tarjeta, o hacer clic para terminarla. Estas transacciones incluyen las hechas en telecajeros, con tarjetas de débito o prepagadas, las transferencias online, las hechas con un cajero en el banco, y ciertas transacciones de persona a persona.

Los bancos ya han aumentado sus tarifas cuando la tecnología les dio la oportunidad de hacerlo. Las penalidades por sobregiros son un buen ejemplo de ello, y por eso, la CFPB propuso normativa para cerrar el vacío legal que le ha permitido a los bancos capitalizar los cambios tecnológicos, cobrándoles a los consumidores miles de millones de dólares en penalidades cada año.

La propuesta de normativa y los esfuerzos de la CFPB contra las tarifas inesperadas

La normativa propuesta por la CFPB consideraría ilegales las penalidades cobradas sobre transacciones declinadas en tiempo real, de acuerdo a lo establecido por la Ley de Protección Financiera del Consumidor.

La normativa propuesta es solamente una parte del trabajo que realiza la CFPB en múltiples frentes para proteger a los consumidores de ilegales penalidades por fondos insuficientes u otras tarifas inesperadas. A principios del año 2022, la CFPB lanzó una iniciativa (en inglés) para escudriñar las tarifas inesperadas (en inglés). Como resultado del trabajo hecho por la CFPB, muchos bancos e instituciones financieras han reducido o eliminado, excesivas penalidades por fondos insuficientes. La CFPB espera ahorrarles $2 mil millones a los consumidores gracias a estos cambios.

La CFPB también ha tomado acciones más directas contra el cobro de ilegales penalidades por fondos insuficientes. En julio del 2023, le ordenó al Bank of America pagar $100 millones por, entre otras conductas ilegales, cobrar múltiples veces penalidades por fondos insuficientes. También en el 2023, el trabajo de supervisión de la CFPB resultó en el reembolso de $120 millones en ilegales penalidades por fondos insuficientes, que les habían sido cobrados a los consumidores por las instituciones financieras. La CFPB continuará usando todas las herramientas y autoridades a su disposición, para eliminar ilegales penalidades por fondos insuficientes y tomar acción contra quienes rompan la ley.

Lea la propuesta de normativa (en inglés).

Los comentarios deben ser recibidos antes del 25 de marzo del 2024.

Lea más sobre el trabajo que hace la CFPB contra las tarifas inesperadas (en inglés).

Lea las quejas enviadas por consumidores sobre las penalidades por fondos insuficientes (en inglés).

Los consumidores pueden enviar sus quejas sobre productos y servicios financieros en la página de la CFPB, o llamando al (855) 411-CFPB (2372).

Aquellos empleados que crean que las compañías donde trabajan han violado leyes de protección financiera al consumidor, incluyendo la Ley de Prácticas Justas en el Reporte del Crédito, pueden enviar la información que tengan a la dirección whistleblower@cfpb.gov.

###

La Oficina para la Protección Financiera del Consumidor es una agencia del siglo 21 que implementa y hace cumplir las leyes federales en materia financiera, y que se asegura de los mercados de productos financieros sean justos, transparentes y competitivos. Para encontrar más información visite consumerfinance.gov/es.