Saltar al contenido principal

¿Qué puedo hacer si creo que un prestamista hipotecario me ha discriminado?

Si cree que ha sido víctima de discriminación por parte de un prestamista o acreedor, consulte las protecciones de su estado. También puede presentar una queja ante el CFPB.

Esté atento a las señales de advertencia

La discriminación por parte de un acreedor suele ser discreta o incluso involuntaria, por lo que puede ser difícil de detectar. Preste atención a estas posibles señales de advertencia (en inglés):

  • le niega un crédito aunque usted califique;
  • lo disuade de solicitar el crédito;
  • le ofrece términos menos favorables para el crédito;
  • le cierra su cuenta.

Entender las protecciones contra la discriminación crediticia

La Ley de Igualdad de Oportunidad de Crédito (ECOA, por sus siglas en inglés) prohíbe que un acreedor, como un prestamista o un corredor hipotecario, lo discrimine cuando solicita un crédito (incluido un préstamo hipotecario, una refinanciación, un préstamo sobre la plusvalía o un préstamo comercial) por estos motivos:

  • Raza o color
  • Religión
  • Nacionalidad de origen
  • Sexo (incluidas la orientación sexual y la identidad de género)
  • Estado civil
  • Edad (si el solicitante tiene la edad suficiente para realizar un contrato)
  • Haber recibido ingresos de cualquier programa de asistencia pública. Esto incluye, entre otros, Seguro Social y Seguro de Ingreso Suplementario (SSI, por sus siglas en inglés), indemnización por desempleo, Programa de Asistencia Temporal para Familias Necesitadas (TANF, por sus siglas en inglés) y Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (SNAP, por sus siglas en inglés). Algunos beneficios para veteranos también pueden considerarse ingresos procedentes de un programa de asistencia pública (en cuyo caso, ningún acreedor podrá discriminar a un veterano por el hecho de recibir esos beneficios).
  • Haber ejercido de buena fe un derecho en virtud de la Ley de Protección del Crédito al Consumidor, que consiste en un conjunto de leyes de protección del consumidor, incluida la ECOA, relacionadas con el crédito.

Se permite que un prestamista tenga en cuenta la información sobre inmigración y residencia, y otra información que pueda afectar la capacidad del prestamista, en virtud de la ley, de asegurarse de que se pague el préstamo. También se le permite considerar las leyes, las regulaciones y las órdenes ejecutivas que limitan los tratos con ciudadanos de determinados países. Sin embargo, no puede usar el estatus migratorio para justificar la discriminación contra usted según su nacionalidad de origen, raza u otras características protegidas.

La Ley de Vivienda Justa también declara ilegal discriminar a cualquier persona que solicite una hipoteca; un préstamo sobre la plusvalía del hogar; o un préstamo para construir, reparar o mejorar una vivienda por lo siguiente:

  • Raza o color
  • Religión
  • Nacionalidad de origen
  • Sexo (incluidas la orientación sexual y la identidad de género)
  • Minusvalía (discapacidad)
  • Situación familiar

El servicio en el ejército —ya sea actual o anterior— no es una clase protegida por la Ley de Igualdad de Oportunidad de Crédito (ECOA). Algunas leyes estatales consideran ilegal discriminarlo por su condición de militar o veterano.

Si es usted militar o veterano y cree que puede haber sido víctima de discriminación debido a su servicio militar, póngase en contacto con la oficina de asistencia legal (JAG) (en inglés) más cercana para pedir ayuda. También puede obtener asistencia de su fiscal general del estado (en inglés) .

Obtenga más información sobre préstamos justos (en inglés).

Presentar una queja ante el CFPB

Si cree que un prestamista lo ha discriminado por cualquier motivo, puede presentar una queja (en inglés) ante la Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés) en línea o llamando al (855) 411-CFPB (2372). Necesitará las fechas, los montos y otros detalles sobre su queja antes de presentarla. Le proporcionaremos una forma de supervisar el estado y el progreso de su queja.