He aquí por qué la niñez es un buen momento para aprender sobre el dinero

El verano pasado aprendimos que los adolescentes estadounidenses están en el medio del grupo (en inglés) cuando se trata de educación financiera, en comparación con otras naciones. El preparar a los jóvenes para un futuro financiero sólido es un trabajo importante. Y aún queda mucho por hacer.

Algunas investigaciones recientes analizan cómo los jóvenes forman habilidades, actitudes, y hábitos financieros. La investigación también hace hincapié en cómo los padres pueden servir de ejemplo y enseñar hábitos financieros a sus hijos desde muy jóvenes.

Si usted tiene hijos, puede ser que le sorprenda saber que los niños pequeños, incluso desde los cinco años, pueden estar listos para aprender sobre el ahorro y el gasto. Desde temprana edad hasta la adultez joven, usted puede formar las bases para que puedan manejar sus finanzas como adultos (en inglés).

Aquí tenemos algunos puntos clave de los investigadores que usted puede poner en práctica:

Incluso desde los cinco años, los niños pueden aprender sobre el ahorro

La investigación sugiere (en inglés) que, desde el punto de vista del “desarrollo”, los niños son capaces de ahorrar a los cinco años de edad. Una alcancía o una cuenta de ahorros les ofrecen una forma práctica de desarrollar una actitud positiva frente al ahorro. Padres de familia tomen nota: sus niños pueden adquirir un gusto por la planificación financiera que podría durar hasta la edad adulta. La misma investigación demuestra que los niños que crecieron con una cuenta de ahorros eran más propensos a mantener "carteras de activos variadas y a acumular más ahorros desde jóvenes". ¡Esa es una alcancía muy poderosa!

Una mesada no es sólo una cuestión de dinero, se trata de guiar a su hijo(a)

El acceso al dinero, ya sea a manera de regalo o mediante una mesada permanente, por sí mismo, podría no ayudar a sus hijos a desarrollar los hábitos que necesitarán cuando sean adultos. La investigación (en inglés) ha demostrado que la mesada en sí resultó ser una forma ineficaz de formar las habilidades financieras de un(a) niño(a), los beneficios se produjeron cuando al niño(a) también se le dio una orientación sobre el ahorro y el presupuesto,  junto con dicha mesada. Según la investigación, se ha determinado que "la supervisión de los padres en cuanto a cómo se gasta el dinero, y la enseñanza de los padres sobre el presupuesto y sobre la necesidad de ahorro, es mucho más eficaz". Así que, cuando usted proporciona oportunidades para el gasto y el ahorro, hable con sus hijos sobre sus decisiones.

Los jóvenes aprenden de las experiencias prácticas

Los adolescentes pueden practicar sus habilidades financieras y tomar decisiones. A medida que manejan sus primeros sueldos, junto con los gastos y el ahorro que van de la mano, los padres siguen siendo las personas de confianza para escucharlos. El escuchar y orientar a su adolescente puede ofrecerle seguridad, y así él o ella puede aprender de las experiencias y los errores (seamos sinceros, seguramente cometerán algunos).

Los jóvenes aprenden habilidades financieras y se benefician más cuando tienen oportunidades para tomar sus propias decisiones financieras, mientras aún reciben orientación y consejos. Por ejemplo, un programa que vinculó a jóvenes desfavorecidos económicamente con un trabajo (en inglés) y una cuenta de ahorros, a la vez que ofrecía educación financiera, demostró resultados prometedores. Los jóvenes demostraron "un aumento en el conocimiento y un aumento en la aplicación de ese conocimiento".

Para obtener más ideas sobre cómo enseñar a sus hijos acerca del dinero, consulte nuestros recursos para los padres.

También estamos trabajando para ayudar a las escuelas y a las comunidades para que estas puedan ofrecer a los jóvenes un mayor acceso al aprendizaje práctico sobre la educación financiera. Si esto le interesa, no dude en compartir nuestra guía de educación financiera K-12 (en inglés) con su escuela. Los educadores financieros también pueden consultar los recursos.

Join the conversation. Follow CFPB on Twitter and Facebook .