¿Cómo puedo reconocer y prevenir el fraude después de un desastre natural?

Mientras que muchas personas muestran solidaridad en tiempos de crisis, también existe un mayor riesgo de estafas y fraudes. Para evitar las estafas, usted tiene que hacer preguntas; muchas preguntas. Las preguntas le ayudarán a saber si algo es demasiado bueno para ser cierto. Si la persona que quiere venderle un producto o servicio no puede o no quiere contestar sus preguntas, o si las promesas que le hace no coinciden con los documentos, puede que éstas sean señales de alarma y tal vez quiera buscar a alguien más.

Al reconocer los trucos que utilizan los estafadores y los efectos que tienen sobre nosotros, usted podrá detectar más fácilmente las estafas.  Al hacer preguntas, usted estará en control y los ladrones quedarán expuestos. 

No siempre confíe en títulos y uniformes que pueden ser falsificados. Los estafadores pueden hacerse pasar por empleados del gobierno, ajustadores de seguros, policías, empleados del banco, o por cualquier otra persona con tal de quitarle su dinero. Títulos y uniformes pueden ser fácilmente falsificados. Siempre pida que le muestren una identificación, y llame a la organización y pregunte si la persona trabaja para ellos. Nunca dé información personal a gente que usted no conoce.  Además, recuerde que los empleados del gobierno jamás le van a pedir información financiera, como el número de su cuenta bancaria.

Algunas estafas comunes utilizan organizaciones benéficas falsas.  Estas estafas utilizan nombres que son muy similares a ciertas organizaciones benéficas que usted tal vez conozca, con el fin de pedirle una "donación".  Pero su dinero termina en el bolsillo del estafador. Nunca haga donaciones cuando le llamen por teléfono.  Asegúrese de obtener el nombre de la organización y la información de contacto, y revise bien el material escrito. 

No se deje engañar por las ofertas de "tiempo limitado". La escasez es muy común durante los desastres, pero no se deje vencer.   Desconfíe de los contratistas u otras personas que le ofrezcan ponerlo primero en sus listas. También tenga cuidado con las personas que le ofrecen "oportunidades" para forzarlo a tomar una decisión rápida. Nunca debe tomar una decisión bajo presión, tómese su tiempo. Nunca firme nada sin leerlo y entenderlo bien, y de ser necesario, pídale a un familiar, a un amigo de confianza o a un abogado, una segunda opinión antes de hacer algo. 

Tenga cuidado con las estafas hipotecarias.  Después de un desastre natural, la mayoría de los prestamistas están dispuestos a llegar a un arreglo con los propietarios de viviendas ofreciendo un aplazamiento de pagos o alguna otra forma de mitigación de pérdidas.  Asimismo, después de un desastre natural, los estafadores también se aproximan a los propietarios de viviendas para ofrecerles ayuda para negociar el aplazamiento de los pagos. Los consumidores deben comunicarse con su proveedor de servicios hipotecarios para obtener ayuda con los pagos y nunca deben pagarle a alguien para negociar en su nombre con dicho proveedor.

¿Fue útil esta respuesta?

Nota: No incluya información confidencial, como su nombre, información de contacto, número de cuenta o número de seguro social en este campo.