Skip to main content
Un sitio web oficial del gobierno federal de los Estados Unidos

¿Cómo puedo evitar caer en estafas y fraudes después de un desastre natural?

Para evitar las estafas; haga preguntas, verifique la identidad de todos aquellos que quieren venderle algo o le piden dinero, y asegúrese de que los contratos escritos coincidan con las promesas verbales hechas.

Los estafadores a menudo aprovechan las crisis, cuando usted podría ser vulnerable y necesitar ayuda, para tratar de sacar ventaja. Especialmente cuando usted no dispone de servicio de teléfono o Internet para verificar información. Esté alerta de estafadores que se hagan pasar por funcionarios del gobierno, de falsas organizaciones de caridad, contratistas deshonestos y cualquier otro, que trate de aprovecharse de su situación. Aprender a reconocer los trucos de los estafadores le ayudará a detectar más fácilmente las estafas.

Cómo detectar estafadores

Haga preguntas

Si la persona que quiere venderle un producto o servicio no puede, o no quiere, contestar sus preguntas, o si las promesas que hace no coinciden con los documentos que presenta, desconfíe.

Algunos ejemplos de preguntas que puede hacer:

  • ¿Puedo ver su identificación y licencia de contratista?
  • ¿Puede mostrarme tres referencias recientes de trabajos hecho en esta área?
  • ¿Cuánto tiempo hace que está en este negocio? ¿Cuánta experiencia tiene en este negocio?

Confirme identidades

Los estafadores pueden hacerse pasar por funcionarios del gobierno, peritos de seguros, oficiales de policía, empleados bancarios, o cualquiera que necesiten, con tal de llevarse su dinero. Los estafadores también pueden falsificar títulos y uniformes muy fácilmente.

  • Exija siempre ver alguna identificación y llame a la organización a la que se supone pertenece esta persona, para confirmar que efectivamente trabaja allí.
  • Nunca dé información personal a desconocidos.
  • Recuerde que ningún funcionario del gobierno le pedirá jamás información financiera, tal como como su número de cuenta bancaria.

Cómo evitar estafas después de un desastre

Nunca tome una decisión bajo presión

Después de un desastre, llegarán contratistas y otros para asistir con las reparaciones de las viviendas, con la limpieza de escombros y otras tareas derivadas del desastre. Tenga cuidado con contratistas que vayan de puerta en puerta, y con personas que le hagan "ofertas" no solicitadas, o que usen tácticas de presión para obligarle a tomar una decisión en el momento. Tómese su tiempo y nunca firme nada, sin antes leerlo y entenderlo completamente.

No caiga en la trampa de gente que cobre demasiado en tiempos de crisis (sobreprecio) Sucede cuando le hacen ofertas que son "por tiempo limitado", o cuando usan "tácticas de escasez" y le anuncian que los precios de los materiales subirán si usted no actúa ahora mismo. Desconfíe de cualquiera que le ofrezca ponerle en la punta de la lista.

Si cree que fue víctima de sobreprecio, comuníquese con el fiscal general del  estado donde reside (en inglés).

Manténgase al día con estafas que estén sucediendo en su área

Después de cada desastre de grandes proporciones, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), crea páginas de “Rumor Control” o Control de Rumores, con el fin de contrarrestar la desinformación y ayudarle a protegerse de estafas. Encuentre la página de control de rumores para su localidad, haciendo una búsqueda en el sitio web de FEMA , usando el nombre del desastre sufrido, junto a la palabra 'rumores'. Como ejemplos, revise las páginas de Control de rumores del huracán María y  del huracán Harvey (en inglés). La oficina del fiscal general del estado (en inglés) también puede tener información específica acerca de estafas y qué hacer al respecto en su estado.

Obtenga más Información de FEMA sobre la detección de estafas y cómo reportarlas .

Protéjase contra el robo de identidad

Después de un desastre, podrían pedirle cierta información sensible, como su número de Seguro Social. Esto puede ser una oportunidad que aprovechen los estafadores para robarle su identidad. Aunque sea una persona cuidadosa, usted querrá proteger su identidad, su cuenta y su crédito. Una Ley Federal le que permite ahora congelar y descongelar sus informes de crédito gratis con las tres compañías nacionales de informes de crédito (Equifax , TransUnion y Experian , todos en inglés), sin importar el estado en que usted viva. Congelar su crédito le restringe el acceso a su expediente de crédito a posibles nuevos acreedores. Esto hace más difícil que ladrones de identidad puedan abrir nuevas cuentas usando su nombre.

Usted también puede poner una alerta de estafa en su informe de crédito por un año. Con una alerta de estafa, los prestamistas deberán llamarle para verificar su identidad, antes de otorgarle nuevo crédito, como entregarle una nueva tarjeta de crédito o aprobarle un préstamo.

Si no está seguro de alguna oferta que reciba de algún contratista que encuentre, o de alguna decisión que le pidan tomar, busque una segunda opinión de algún familiar o amigo de confianza, o de un abogado antes de actuar.

Tenga cuidado con estas estafas comunes que ocurren durante desastres

Organizaciones benéficas falsas

Después de un desastre, las donaciones caritativas aumentan. Los estafadores pueden crear entidades benéficas falsas para estafar a aquellos que quieran ayudar. A veces, estas estafas utilizan nombres muy parecidos a los de organizaciones benéficas que usted podría conocer, para así empujarlo a hacer una "donación". La Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) tiene más información sobre  cómo donar con prudencia y evitar estafas .

Gente que se hace pasar por funcionarios de FEMA  (en inglés)

Todo funcionario de FEMA, incluyendo los inspectores de viviendas, portan una identificación laminada con su foto. No confíe en alguien que vista una chamarra o camisa de FEMA y no porte identificación. Llame a FEMA, al (800) 621-3362, si no está seguro de si alguien es realmente un funcionario de dicha organización. Ningún empleado de FEMA, ni del gobierno estatal o federal, le pedirá o aceptará dinero. FEMA no cobra por hacer inspecciones de viviendas, por asistencia en casos de desastres, ni por ayudarle a completar sus solicitudes. Si tiene dudas de que una persona sea un funcionario legítimo de FEMA, no le entregue ninguna información personal.

Estafas de pago y/o modificación de hipotecas

Después de un desastre, los estafadores podrían ofrecerles a los propietarios de vivienda, asistencia negociando o retrasando sus pagos de hipoteca. Por lo general, los prestamistas o administradores hipotecarios están dispuestos a negociar con usted, el propietario de la vivienda, después de un desastre natural para ofrecerle un aplazamiento de pagos u otras opciones para lidiar con las dificultades, a fin de ayudarle a evitar caer en incumplimiento o acabar en un “foreclosure” o ejecución hipotecaria. SIEMPRE hable directamente sobre sus opciones con su administrador hipotecario. Contacte a su administrador hipotecario para obtener asistencia de pagos y nunca le pague a alguien para que negocie con dicho administrador en su nombre. Si necesita ayuda sobre cómo trabajar con su administrador hipotecario, podría comunicarse con un asesor de vivienda (en inglés) o con un abogado.

”Robocalls” o llamadas con grabaciones

Usted podría recibir llamadas grabadas prometiendo subsidios, seguros contra inundación, o ayuda con solicitudes de asistencia del gobierno. No responda, ofrezca información personal, ni ningún método de pago a quien haga estas llamadas. Pueden ser estafadores tratando de obtener su información de tarjeta de crédito o de su cuenta corriente. Visite el sitio de asistencia de desastre de FEMA para que sepa qué tipo de ayuda está realmente disponible.

¿Cómo y dónde reportar una estafa?

Si usted o alguien que conozca ha sido víctima de una estafa o fraude, puede contactar a las siguientes entidades:

Para encontrar más información sobre fraudes y estafas, visite nuestro sitio web de Fraudes y Estafas.

¿Te resultó útil esta respuesta?

No incluya información confidencial, como su nombre, información de contacto, número de cuenta o número de seguro social en este campo.