Saltar al contenido principal

CFPB Publica Reportes Sobre el Acceso a la Banca y las Finanzas Personales en los Estados del Sur

El reporte destaca e identifica oportunidades para mejorar los resultados financieros obtenidos por muchos consumidores sureños

WASHINGTON, D.C. – La Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés) publicó dos nuevos reportes sobre las oportunidades y retos financieros que enfrentan las comunidades sureñas. El sur del país sirve de hogar a diferentes poblaciones, entre ellas, muchas áreas rurales. Muchas zonas de la región sureña son consideradas “banking deserts” o desiertos bancarios dada la carencia de suficientes opciones de bancos y cooperativas de crédito para servir a las comunidades locales. El primero de los reportes, “Consumer Finances in Rural Areas of the Southern Region” (Las Finanzas Personales en las Áreas de la Región Sureña), compara con otras regiones las experiencias y resultados obtenidos por los consumidores en los estados del sur. El segundo, “Banking and Credit Access in the Southern Region of the U.S.” (La Banca y el Acceso al Crédito en la Región del Sur del País), analiza a profundidad el acceso a la banca y el crédito, particularmente el crédito hipotecario, en regiones rurales y urbanas de la región.

“El sur rural enfrenta retos particulares cuando nos referimos al acceso justo a la banca”, comentó el director de la CFPB, Rohit Chopra. “Entender las diferencias entre las distintas regiones del país, nos ayudará a determinar cómo pueden los mercados funcionar mejor para todos”, continuó.

La región sureña cuenta con características demográficas distintivas que son importantes de entender. De sus 48 millones habitantes, alrededor del 23% vive en zonas rurales, comparado con el 14% en el resto del país. Estos estados incluyen a casi la mitad (48%) de los condados denominados como de pobreza persistente (PPC, por sus siglas en inglés). Más de un tercio de sus residentes son gente de color, y el 70% de la población rural afroamericana, vive en dichos estados.

El nivel de acceso a servicios bancarios es un importante factor que considerar al momento de evaluar las experiencias financieras vividas por los consumidores de esta región. La región sureña cuenta con menos agencias bancarias que el resto del país (3.6 agencias por cada 10,000 habitantes, contra 5 a nivel nacional). La carencia de acceso a opciones bancarias locales hace más difícil el encontrar tasas de interés competitivas en hipotecas, tarjetas de crédito y préstamos a la pequeña empresa. El reporte encontró que, incluso donde existen opciones rurales de banca, podría haber limitados servicios bancarios como telecajeros o servicios crediticios, aún dentro de las agencias abiertas.

Entre los hallazgos claves de los reportes están que:

  • Los consumidores sureños frecuentemente tienen mayores dificultades para acceder a crédito, y reciben tasas de interés más altas. Mientras que los consumidores sureños solicitan hipotecas a la par del resto del país (19 solicitudes por cada 1,000 habitantes), ellos tienen una probabilidad más alta de ser rechazados (27% de las solicitudes de hipoteca en el sur rural son rechazadas, comparado con el 11% en el resto del país). Adicionalmente, los habitantes del sur rural que obtienen crédito tienden en promedio a pagar tasas de interés más altas, 3.51% contra 3.13% en el resto del país.
  • Los análisis iniciales muestran que los puntajes crediticios no explican por sí solos, los bajos niveles de préstamos otorgados. Ambos factores, raza y residencia rural, parecen jugar un papel en el acceso al crédito de los consumidores. La gente de color tiene una más alta probabilidad de ser rechazados en sus solicitudes de crédito que prestatarios blancos, similarmente ubicados, además, los sureños rurales son rechazados más frecuentemente que sus contrapartes en las zonas urbanas. Estas tendencias se mantienen tanto entre solicitantes con altos puntajes crediticios, como con los que tienen bajos puntajes.
  • A pesar de los progresos hechos, la región aún tiene altos índices de gente fuera del sistema bancario. Dos de los estados de la región, Mississippi y Louisiana, tienen los más altos porcentajes de gente no bancarizada del país con 11.1% y 8.1% respectivamente. Los mayores índices de personas no bancarizadas se encuentran entre las comunidades rurales y de color, por ejemplo; en los estados de Mississippi y Georgia, el índice de personas no bancarizadas en áreas rurales casi dobla el de las áreas urbanas.
  • Los consumidores enfrentan retos para obtener préstamos para automóviles. El 16% de los prestatarios en zonas rurales sureñas está atrasado en un préstamo automotriz, comparado con el 10% de otras zonas rurales. En las zonas rurales sureñas, marcadas como PPC, el 20% de los consumidores está atrasado en un préstamo automotriz. Los sureños rurales aun dependen bastante de sus vehículos personales para transportarse por causa de las distancias más largas que deben recorrer y de la ausencia de infraestructura de tránsito alternativa, por ello, son particularmente impactados por las dificultades para obtener un préstamo automotriz.

Los sureños rurales siguen enfrentando grandes retos financieros, puesto que tienen mayores probabilidades de contar con bajos ingresos y tener mayores índices de bajos o muy bajos puntajes crediticios, que otras regiones del país. Sin embargo, la CFPB también encontró algunas áreas donde se evidencia algún progreso:

  • Existen modestas mejoras en el porcentaje de personas que tienen cuentas bancarias, tanto en la población general, como en comunidades específicas. Esto demuestra que los altos índices de gente no bancarizada no tienen necesariamente que mantenerse en el ámbito financiero de la región.
  • Algunos prestamistas hipotecarios cuentan con récords positivos en su alcance a comunidades ubicadas en mercados históricamente desatendidas dentro de la región, así como a prestatarios de bajos ingresos y de color. Los programas gubernamentales de crédito y el acceso que tienen los prestamistas al mercado secundario podrían también jugar un importante papel en el aumento del acceso al crédito entre las comunidades desatendidas.
  • Los residentes de los estados del sur tienen mayores índices de deudas médicas, y por ello, es relativamente más probable que se beneficien de los recientes cambios hechos a la forma en que son reportadas estas deudas en los informes crediticios de los consumidores. Estos cambios en el reporte del crédito podrían ayudar a disminuir la desventaja de la región sureña rural frente al resto de la nación.

Los reportes recientemente publicados se suman al trabajo previamente hecho por la CFPB para explorar las tendencias regionales dadas en materia de finanzas personales, particularmente en áreas rurales.

Lea el reporte: El Acceso a la Banca y al Crédito en las Región Sureña del País (en inglés).

Lea el reporte: Las Finanzas Personales en la Región Sureña Rural (en inglés).

La CFPB quiere alentar a los consumidores a usar su herramienta “Tell your Story” o Cuéntenos su Historia, para compartir experiencias positivas o negativas que hayan tenido con productos y servicios financieros. Los consumidores pueden enviar quejas en la página de la CFPB, o llamando al (855) 411-CFPB (2372).

###

La Oficina para la Protección Financiera del Consumidor es una agencia del siglo 21 que implementa y hace cumplir las leyes federales en materia financiera, y que se asegura de los mercados de productos financieros sean justos, transparentes y competitivos. Para encontrar más información visite consumerfinance.gov/es.