Saltar al contenido principal

La CFPB Publica Nuevo Reporte sobre los Perfiles Financieros de Prestatarios de Préstamos Compre Ahora y Pague Luego

El reporte muestra que los consumidores que usan el Compre Ahora y Pague Luego probablemente usaron tarjetas de crédito, préstamos del día de pago, y otros servicios financieros con altas tasas de interés

WASHINGTON, D.C. – La Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés), ha publicado un nuevo reporte analizando los perfiles financieros de prestatarios de préstamos Compre Ahora y Pague Luego. Aunque muchos de ellos usan este producto sin dar indicaciones de dificultades financieras, estos prestatarios son más proclives a ser usuarios activos de otros tipos de productos crediticios como tarjetas de crédito, préstamos personales y estudiantiles. También es más factible que muestren niveles de dificultad financieras más altos que aquellos que no utilizan el producto. Por ejemplo, es más probable que los prestatarios de Compre Ahora y Pague Luego estén muy endeudados, o tengan saldos pendientes o atrasos en sus tarjetas de crédito, comparados con quienes no usan productos Compre Ahora y Pague Luego. Estos prestatarios también son más proclives a usar servicios financieros con altas tasas de interés como préstamos del día de pago, préstamos de casas de empeño, y sobregiros en sus cuentas bancarias. El reporte es una continuación de investigaciones hechas previamente por la CFPB del mercado de préstamos Compre Ahora y Pague Luego.

“Una idea equivocada que tienen los prestatarios de Compre Ahora y Pague Luego, es que carecen de acceso a otras formas de crédito. Nuestro análisis muestra que éstos son más proclives a usar otros productos crediticios”, dijo el director de la CFPB Rohit Chopra. “Dado que Compre Ahora y Pague Luego es un producto similar a otras formas de crédito, nos estamos asegurando de que los prestatarios tengan protecciones y que las compañías cumplan normas similares a las de otros productos”, continuó.

El reporte muestra que es mucho más probable que un prestatario de Compre Ahora y Pague Luego activamente use otros productos crediticios. Estos prestamistas frecuentemente muestran más altos signos de dificultades financieras comparados con gente que no sea prestataria. Algunos ejemplos incluyen tener deudas más grandes e índices de utilización más altos en tarjetas de crédito, mayor probabilidad de tener sobregiros, más altas posibilidades de arrastrar un saldo en al menos una tarjeta de crédito, y más alto índice de utilización de servicios financieros alternativos, como préstamos del día de pago, los cuales cobran altas tasas de interés. Sin embargo, el reporte también descubre que muchas de estas diferencias existen antes de que las personas tomen un préstamo Compre Ahora y Pague Luego, y destaca la necesidad de investigar más profundamente si estos productos causan cualquier impacto en los niveles de deuda de los consumidores.

En resumen, 17% de los consumidores que tienen récords crediticios, usaron un préstamo Compre Ahora y Pague Luego en el año previo a la realización de la encuesta. Otros hallazgos del reporte incluyen:

  • Casi el 95% de los prestatarios de Compre Ahora y Pague Luego tuvieron al menos un récord crediticio en otra cuenta, comparado con un 86% de quienes no son prestatarios.
  • Prestatarios de Compre Ahora y Pague Luego mostraron significativamente más altos índices de utilización de varios otros productos de crédito, al compararlos con quienes no son prestatarios, incluyendo en cuentas con comercios (62% contra 44%), préstamos personales (32% contra 13%), y préstamos estudiantiles (33% contra 17%).
  • Afroamericanos, Latinos y mujeres son más proclives a usar productos Compre Ahora y Pague Luego, junto a consumidores que tienen niveles de ingresos entre $20,001 y $50,000.
  • Entre los consumidores que tienen créditos abiertos o tarjetas de comercios, préstamos personales, automotrices o estudiantiles, o hipotecas, más del doble de los prestatarios de Compre Ahora y Pague Luego estaban en incumplimiento, con uno o más de estos productos, por 30 o más días.
  • Dieciocho por ciento de los prestatarios de Compre Ahora y Pague Luego tiene al menos un incumplimiento reportado en otra cuenta, contra sólo el 7% de quienes no son prestatarios. Los índices de incumplimiento entre estos prestatarios son substancialmente más altos en tarjetas de crédito y de comercios (9%), comparado con quienes no lo son (3% y 1% respectivamente).

Los prestatarios de Compre Ahora y Pague Luego también típicamente mostraron puntajes crediticios más bajos que quienes no lo son. Los no prestatarios en promedio mostraron puntajes clasificados como “near-prime” o cercano a alto (670-739), mientras que los prestatarios tuvieron en promedio puntajes “sub-prime” o bajos (580-669). Los bajos puntajes crediticios conllevan a tasas de interés más altas en productos tradicionales, lo que hace que los préstamos Compre Ahora y Pague Luego, sin tasas de interés, sean una opción atractiva que muchos prestatarios buscan.

Los datos en el reporte del Uso de Compre Ahora y Pague Luego por los Consumidores, provienen de la encuesta Llegando al Final del Mes (en inglés), hecha en el año 2022, y del Panel de Créditos al Consumidor de la CFPB, el cual contiene una muestra anónima de récords provenientes de burós de crédito. El reporte no pudo distinguir si el uso de Compre Ahora y Pague Luego lleva a que existan más incumplimientos en otras obligaciones, o si los consumidores que ya pasan por dificultades son más proclives a solicitar préstamos Compre Ahora y Pague Luego para cancelar deudas con altas tasas de interés.

Lea el reporte El Uso de Compre Ahora y Pague Luego por los Consumidores (en inglés).

Lea los hallazgos previos de la CFPB sobre las tendencias del mercado de Compre Ahora y Pague Luego (en inglés).

Los consumidores pueden enviar quejas en la página de la CFPB, o llamando al (855) 411-CFPB (2372).

###

The Consumer Financial Protection Bureau is a 21st century agency that implements and enforces Federal consumer financial law and ensures that markets for consumer financial products are fair, transparent, and competitive. For more information, visit www.consumerfinance.gov.