Ir al contenido principal

Elija la tarjeta más adecuada para su situación

Las tarjetas prepagadas tienen diferentes características, funciones y tarifas. Para decidir cuál de ellas es la que más le conviene debe conocer sus opciones. Compare las tarifas de cada una con el uso que le dará a la tarjeta.

View page in English

¿Cómo piensa usar su tarjeta?

  • ¿La usará con regularidad o sólo para alunas cosas?
  • ¿La usará sólo para hacer compras o también para retirar efectivo o pagar facturas?
  • ¿Recibirá su salario o beneficios directamente depositados en la tarjeta?

Preguntas que debe considerer cuando escoja una tarjeta

Existen diferentes tipos de tarjetas prepagadas. Usted puede escoger cuál es la más conveniente cuando sabe cuáles son las diferencias clave entre ellas.

Una tarjeta prepagada recargable le permite depositar dinero en ella. Este tipo de tarjeta es a veces denominada “a General Purpose Reloadable Card”, GPR, o Tarjeta Recargable de Uso General. Algunas tarjetas son no recargables al principio, pero pueden ser recargables una vez que usted complete su registro. Algunas tarjetas prepagadas son no recargables, lo que significa que no puede depositar dinero en ellas.

Una tarjeta de nómina es una tarjeta prepagada que le entrega su empleador para que reciba su salario en ella.

Una tarjeta de beneficios gubernamentales es una tarjeta prepagada usada por alguna agencia del gobierno usa para pagar beneficios, como el seguro por desempleo.

Algunos ID universitarios también son tarjetas prepagadas. Algunas universidades ofrecen una tarjeta que sólo puede usar para hacer compras dentro del campus (y quizás en algunas tiendas cercanas al mismo). Otras ofrecen una tarjeta que puede usar en cualquier lugar que acepte esa marca de red.

Una “gift card” o tarjeta de regalo podría lucir como una tarjeta prepagada, pero son diferentes. Una tarjeta de regalo podría tener el logo de una red que le permitiría usarla en muchos lugares, o podría ser usada sólo en algunos. Aunque cuentan con algunas protecciones bajo leyes federales, típicamente, las “gift cards” no están protegidas por la nueva normativa del 2019 para tarjetas y cuentas prepagadas del CFPB.

Algunas veces podría escuchar que una tarjeta es llamada de “open-loop” o ciclo abierto, o “closed-loop, o ciclo cerrado.

Una tarjeta prepagada de ciclo abierto tiene el logotipo de una red en ella. Algunos ejemplos de estas redes son Visa, Master Card, American Express y Discovery. Las mismas pueden ser usadas en cualquier lugar que acepte este tipo de tarjeta. La mayoría de las tarjetas prepagadas son de ciclo abierto. Las GPR prepagadas, las tarjetas de nómina, y algunos tipos de tarjetas de beneficios gubernamentales, así como muchos otros tipos de tarjetas prepagadas, son de ciclo abierto. Inclusive algunas “gift cards” son de ciclo abierto.

Una tarjeta prepagada de ciclo cerrado sólo puede ser usada en ciertos lugares. Por ejemplo, una tarjeta de ciclo cerrado puede ser usada en una tienda o cadena de tiendas específica, o en el sistema de transporte público. La mayoría de estas tarjetas no muestran el logo de ninguna red. Muchas “gift cards” o tarjetas de regalo son de ciclo cerrado.

Lea con cuidado la información que viene con la tarjeta para que entienda todas las tarifas. La normativa del CFPB le exige a los emisores de tarjetas prepagadas entregarle información sobre las tarifas que cobran, antes de que usted escoja una tarjeta. Las tarjetas que se compran en tiendas tienen importante información incluida tanto en la tarjeta, como dentro de su empaque (A causa de las reglas de la fase de implementación de la normativa, podría tomar algún tiempo para que los nuevos empaques lleguen a las tiendas, por lo que no todas las tarjetas podrían tener esta información en sus empaques). Piense en cómo quiere usar su tarjeta y busque la que más le convenga según su situación.

Existen diferentes tipos de tarifas en las tarjetas prepagadas. Distintas tarjetas prepagadas cobran distintos tipos y montos de tarifas. Las más comunes incluyen:

  • Mensualidad
  • Tarifa por transacción o por compra
  • Uso mensual en ATM dentro y fuera de la red
  • Consulta de saldo en ATM
  • Recarga de efectivo
  • Servicio de atención al cliente
  • Inactividad
  • Estado de cuenta impreso
  • Tarjeta rechazada
  • Transferencia de tarjeta a tarjeta
  • Pago de factura
  • Pago omitido
  • Reemplazo de tarjeta
  • Tarjeta adicional
  • Transacción en el extranjero
  • Cancelación de tarjeta

No todas las tarjetas cobran todos los tipos de tarifas. Algunas cobran una mensualidad, pero no tarifa por transacción. Algunas podrían omitir la mensualidad, pero cobrarle una tarifa cada vez que use la tarjeta para cierto tipo de transacciones (como compras hechas con la tarjeta en tiendas u online).

Sepa más acerca de los tipos de tarifas de las tarjetas prepagadas

CONSEJO

Piense en cómo va a usar la tarjeta. Luego revise las tarifas que cobra la tarjeta por ese uso. El empaque de la tarjeta incluye información acerca de las tarifas clave y sobre la cuenta prepagada, usted puede usar esta información para comparar tarjetas cuando esté buscando una en una tienda. El empaque también tendrá una página web donde puede encontrar todas las tarifas que la tarjeta cobra, así como información clave acerca de la misma.

Si ya registró su tarjeta prepagada, una de nómina, o cierto tipo de tarjeta de beneficios gubernamentales, bajo la ley federal, usted cuenta con ciertos derechos para la resolución de errores que le protegen de transacciones no autorizadas. Los emisores de tarjetas prepagadas con marcas usualmente le ofrecen algunas protecciones adicionales contra la pérdida o el robo de la tarjeta, pero usted debería revisar la página web de éste, o su contrato de tarjetahabiente para que encuentre los detalles al respecto.

Llame al emisor de la tarjeta inmediatamente si la misma, o su PIN se pierden, son robados, o si observa cobros no autorizados.

Dependiendo de cómo planee usarla, una tarjeta prepagada podría no ser la mejor opción para usted. Le convendría considerar otras alternativas, como una cuenta bancaria.

Tarjetas prepagadas vs. tarjetas de débito

Una tarjeta prepagada no está vinculada a una cuenta de cheques, o a una de retiros compartidos en una cooperativa de crédito. En vez de ello, usted está gastando dinero que ya depositó con antelación en la cuenta de la tarjeta prepagada. Esto se conoce a veces como cargar dinero en la tarjeta.

En la mayoría de los casos, usted no puede gastar más dinero del que ya ha cargado en su tarjeta prepagada. Puede que ocurran gastos excesivos con una cuenta de cheques en ciertos usos de la misma, y con una tarjeta de débito vinculada a una cuenta bancaria, si usted escogió tomar la opción "opt-in" del programa de sobregiros de su banco. Esto significa que su banco puede cobrarle un cargo para cubrir el costo de una compra o un retiro de un cajero automático que supere lo que usted tiene en su cuenta. Su banco también le pedirá que pague por dicho sobregiro.

Tarjetas prepagadas vs. tarjetas de crédito

Las tarjetas prepagadas son muy diferentes a las tarjetas de crédito. Esto puede ser confuso porque ambos tipos de tarjeta pueden llevar el logotipo de una red de tarjetas como Visa, MasterCard, American Express o Discover. Cuando usted utiliza una tarjeta de crédito, usted está tomando dinero prestado. En general, cuando usted utiliza una tarjeta prepagada, usted está gastando dinero que ya cargó con anterioridad en la tarjeta. Sin embargo, si el emisor de su tarjeta prepagada ofrece crédito sobre la misma (incluyendo el sobregiro), dicho crédito tendrá que cumplir las reglas establecidas para otras tarjetas de crédito.

¡No olvide registrar su tarjeta!

Registrar su tarjeta prepagada es siempre buena idea. Registrarla le provee con más protecciones si la misma se pierde o es robada. Algunos emisores podrían exigirle que registre la tarjeta y que verifique su identidad cuando la compre, la reciba, o pronto después de ello. El emisor muy probablemente limitará el uso de la tarjeta hasta que usted la haya registrado.

El registro es también necesario para recibir el seguro de la FDIC (siglas en inglés de la Corporación Federal de garantía de Depósitos) o de la NCUA (siglas en inglés de la Asociación Nacional de Cooperativas de Crédito) si el mismo es ofrecido para su tarjeta, lo que le protege si el banco o cooperativa de crédito que la emita, deje de funcionar.

Sepa más acerca de cómo registrar su tarjeta