Skip to main content
Hay ayuda disponible para los inquilinos
La moratoria del CDC termino el 26 de agosto del 2021, pero hay ayuda disponible.

Sus derechos como inquilino y frente al cobro de deudas

Como arrendatario o inquilino, usted tiene derechos en su localidad, en su estado, y a nivel federal, durante la pandemia. Estos derechos pueden ayudarle a permanecer en su vivienda.

Sepa más acerca de las protecciones contra el desalojo

Para ayudar a la gente a tener una vivienda estable durante la pandemia, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) ha emitido una orden que quizás le proteja a usted del desalojo. Necesita actuar ahora. Si ya ha firmado una Declaración del CDC y se la ha entregado a su casero o compañía a la que le renta, no necesita enviarles una nueva.

A continuación, le guiamos a través del proceso, un paso a la vez

Sus derechos bajo la Ley federal de Prácticas Justas en el Cobro de Deudas (FDCPA, por sus siglas en inglés)

Cuando usted le debe dinero a su casero o compañía de servicios públicos, y alguien está tratando de cobrarle ese dinero, esa persona podría ser un cobrador de deudas. Quizás sea un abogado o bufete de abogados que esté representando a su casero, o quizás sea una agencia de cobro de deudas la que esté tratando de cobrarle la renta que debe. En cualquier caso, este abogado, bufete, o agencia, podrían ser considerados como cobradores de deuda por la ley federal.

La ley federal establece que los cobradores de deudas no pueden usar tácticas injustas o engañosas para cobrar. Esto significa que si un cobrador le acosa, hace declaraciones falsas o confusas acerca de la Orden del CDC, o le comunica cosas poco claras, para poder cobrarle la renta, estaría incumpliendo la ley federal.

A partir del 3 de mayo del 2021, un cobrador de deudas que intente desalojarle por no pagar su renta deberá también considerar si la moratoria del CDC puede razonablemente aplicarse en su caso. Ellos también tendrán que notificarle de cualquier protección estatal o local, que pueda ayudarle a evitar el desalojo.

Le mostramos qué puede hacer:

  1. Usted puede protegerse del desalojo. Muchos inquilinos tienen el derecho a posponer su desalojo si éste es por no pagar la renta. Sepa cuáles pasos tomar para comenzar hoy.
  2. Muchos caseros están representados en corte por abogados. A usted también le convendría buscar ayuda legal y quizás califique para asistencia legal gratuita. Encuentre un abogado a través de la oficina de asistencia legal de la asociación local de abogados.
  3. El abogado de su casero podría estar obligado a darle información acerca de las protecciones federales contra el desalojo por no pagar su renta (o por más de una razón, siempre y cuando la falta de pago sea una de ellas). Ellos deberán hacer esto el mismo día que le entreguen la notificación de desalojo, o que introduzcan el proceso de desalojo en su contra. Si no lo hacen, comuníqueselo al abogado que le represente en el proceso. También puede enviarnos una queja, o llamarnos al (855) 411-2372, para reportar a algún cobrador de deudas que esté incumpliendo la ley federal.




Reporte a un mal casero

Sus derechos como inquilino están descritos en su contrato de arrendamiento y en las leyes locales y estatales. Visite la página en inglés LegalFAQ.org para que conozca sus derechos como inquilino en el estado donde viva.

Su casero no podrá:

  • Obligarle a salir de la vivienda cambiando las cerraduras, sin tener la orden de una corte
  • Exigirle que pague tarifas, intereses o cualesquiera otros cargos que usted no haya acordado previamente
  • Negarse a hacer reparaciones necesarias
  • Dejar de pagar servicios básicos que estén bajo su control
  • Poner en peligro la salud e integridad de los inquilinos

Para hablar con un abogado, contacte a la asociación de abogados, u oficina de asistencia legal local (en inglés)

Si vive en una vivienda subsidiada, puede reportar a un mal casero con el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano, HUD , por sus siglas en inglés (página en inglés, puede encontrar recursos en español en ella).


Puede quedarse en su vivienda si es sobreviviente de violencia doméstica

Las leyes federales contra la discriminación sexual, como la Ley de Vivienda Justa, le protegen del desalojo si usted es sobreviviente de violencia doméstica, violencia en una relación, abuso sexual o acoso. Sin embargo, las leyes federales no le impiden a los caseros, desalojar a los abusadores que hayan cometido violencia doméstica contra usted, inclusive durante la pandemia.

Para aquellos inquilinos que reciban asistencia federal de vivienda; la Ley de Reautorización para Prevención y Respuesta a la Violencia contra la Mujer, también protege a sobrevivientes de este crimen, de ser desalojados, o de perder su subsidio habitacional.

Sepa más acerca de los derechos de los inquilinos que sean sobrevivientes de violencia doméstica (en inglés)


Reporte la discriminación habitacional

Los caseros no pueden:

  • Acosarle sexualmente
  • Negarse a rentarle una propiedad
  • Desalojarle Cambiar o establecer reglas para usted en su contrato de arrendamiento a causa de su raza, color de piel, nacionalidad, religión, género, estatus civil (estado marital o viviendo con sus hijos), o discapacidad.

Para saber más, mire estos ejemplos de discriminación habitacional (en inglés).

Reporte la discriminación habitacional enviando una queja al Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, por sus siglas en inglés)