¿Existen leyes que limitan lo que los cobradores de deudas pueden decir o hacer?

La Ley de Prácticas Justas de Cobro de Deudas (FDCPA) es una ley federal que establece límites sobre lo que los cobradores de deudas pueden hacer al cobrar ciertos tipos de deuda. La Ley de Informe Imparcial de Crédito (FCRA) abarca cómo se reporta la cobranza de deudas en informes de crédito. Además, existen leyes estatales que proporcionan protecciones también.

Ley de Prácticas Justas en el Cobro de Deudas

La Ley de Prácticas Justas en el Cobro de Deudas (FDCPA, por sus siglas en inglés) es la ley federal principal que rige las prácticas del cobro de deudas. La FDCPA prohíbe que las compañías cobren deudas mediante el uso de prácticas abusivas, injustas o engañosas para cobrarle sus deudas.

Consejo: Si tiene un problema con un cobrador de deudas, usted puede presentar una queja en línea ante el CFPB o llamar al (855) 411-CFPB (2372). También puede reportar cualquier problema al fiscal general de su estado (en inglés), o demandar a un cobrador en un tribunal estatal o federal.

La FDCPA abarca el cobro de

  • hipotecas
  • tarjetas de crédito
  • deudas médicas
  • otras deudas, principalmente para fines personales, familiares o domésticos

La FDCPA no cubre deudas comerciales. Tampoco suele cubrir el cobro de deudas por parte del acreedor original con el cual usted se endeudó inicialmente.

Bajo la FDCPA, los cobradores de deudas incluyen agencias de cobro, compradores de deudas o abogados que cobran deudas como parte de su negocio. También hay compañías que compran deudas vencidas de los acreedores u otras empresas y luego tratan de cobrarlas. Esos cobradores de deudas también se denominan agencias de cobro de deudas, compañías de cobro de deudas o compradores de deudas.

Restricciones de comunicación de los cobradores de deudas

  • Hora y lugar. En general, los cobradores de deudas no pueden ponerse en contacto con usted en un horario ni en lugares inusuales, así como tampoco en un momento ni en lugares que ellos saben que son poco convenientes para usted. Además se les tiene prohibido ponerse en contacto con usted antes de las 8 a.m. o después de las 9 p.m. Y, si un cobrador de deudas sabe que a usted no se le permite recibir comunicaciones de dicho cobrador de deudas en el trabajo, éste no está autorizado a ponerse en contacto con usted.
  • Acoso. Los cobradores de deudas no pueden acosarle a usted ni a ninguna otra persona, ya sea por teléfono ni mediante ninguna otra forma de contacto.
  • Representación por un abogado. Si un cobrador sabe que usted tiene un abogado que lo está representando en relación a la deuda, generalmente el cobrador debe dejar de comunicarse con usted y debe hacerlo con el abogado. Esto es cierto solamente si el cobrador conoce, o puede averiguar fácilmente, el nombre y la información para comunicarse con su abogado. Si usted tiene un abogado que lo representa y un cobrador de deudas lo llama, indíquele el nombre del abogado que lo está representando y dígale al cobrador que debe comunicarse con el abogado, no con usted.

Consejo: El CFPB ha preparado ejemplos o plantillas de cartas que se pueden utilizar para responder a un cobrador que está tratando de cobrar una deuda. Las cartas contienen consejos sobre cómo usarlas. Estos ejemplos de cartas pueden ayudarle a obtener información, a establecer reglas básicas acerca de cualquier otra comunicación, o a proteger algunos de sus derechos. Mantenga siempre una copia de su carta en sus registros.

Si usted le dice a un cobrador de deudas por escrito que deje de comunicarse con usted, el cobrador no puede hacerlo nuevamente, excepto para:

  • Decirle que no volverá a comunicarse con usted
  • Notificarle que el cobrador o el acreedor puede tomar alguna medida específica para la que está legalmente autorizado, como por ejemplo una demanda en su contra

Advertencia: Decirle a un cobrador que deje de comunicarse con usted no impide que el cobrador utilice otras formas legales para cobrar la deuda que usted debe, incluso puede presentar una demanda contra usted o presentar información negativa a una compañía de información de crédito.

Cualquier cobrador de deudas que se comunique con usted reclamándole que le debe el pago de una deuda, está obligado por ley a proporcionarle cierta información sobre la deuda. Esa información incluye:

  • El nombre del acreedor
  • La cantidad adeudada
  • Que usted puede impugnar la deuda
  • Que usted puede solicitar el nombre y la dirección del acreedor original, en caso de que sean diferentes a los del acreedor actual

Si el cobrador de deudas no proporciona esta información cuando se comunica por primera vez, se requiere que éste le envíe una notificación por escrito que incluya esa información dentro de los cinco días del contacto inicial.

Usted puede disputar toda la deuda o parte de la misma. También puede pedir más información si no está seguro de que debe dinero a un acreedor, o cuánto podría deber.

Si usted impugna una deuda (o parte de una deuda) por escrito dentro de los 30 días desde el momento en que recibe la información requerida de parte del cobrador de la deuda, el cobrador no puede llamarlo o comunicarse con usted para cobrar la deuda o la parte impugnada, hasta que el mismo le haya proporcionado la verificación de la deuda por escrito.

También puede solicitar que el acreedor le dé el nombre y la dirección del acreedor original. Si usted presenta esta solicitud por escrito dentro de los 30 días, el cobrador de deudas deberá detener todas las actividades de cobro hasta que le proporcione esa información. Si usted no reconoce el nombre del acreedor, pregunte si éste le compró la deuda a la compañía que hizo el préstamo inicial y, en caso afirmativo, cuál es el nombre de esa compañía.

Cuando obtenga la información solicitada, o la respuesta del cobrador a su impugnación, vea si sus propios registros están de acuerdo con la información proporcionada por el cobrador.

Ley de Informe Imparcial de Crédito

Existen otras leyes federales importantes. La Ley de Informe Imparcial de Crédito (FCRA, por sus siglas en inglés) cubre la manera en que se pueden reportar los cobros de las deudas en su informe de crédito. También hay leyes federales de protección financiera del consumidor que prohíben las prácticas o actos injustos, engañosos o abusivos, que se aplican a los cobradores de deudas, así como a los acreedores.

Consejo: Póngalo por escrito. Una buena regla a seguir es el confirmar sus solicitudes de información al cobrador al enviar por correo una carta escrita. Guarde una copia de su carta indicando la fecha en la que la escribió para contar con un registro de su solicitud.

Leyes estatales

La mayoría de los estados tienen leyes sobre las prácticas de cobranza de deudas, muchas de las cuales son similares a la FDCPA.  Algunas de esas leyes estatales cubren al acreedor original, mientras que otras no. Los estados también tienen leyes contra prácticas injustas y engañosas que podrían aplicarse al cobro de deudas. Comuníquese con la oficina del fiscal general del estado (en inglés) para obtener más información sobre las leyes de su estado.

Si usted tiene problemas con el cobro de sus deudas, puede presentar una queja ante el CFPB en línea o llamar al (855) 411-CFPB (2372). 

¿Fue útil esta respuesta?

Nota: No incluya información confidencial, como su nombre, información de contacto, número de cuenta o número de seguro social en este campo.