Saltar al contenido principal

¿En qué difieren las tarjetas prepagadas, las tarjetas de débito y las tarjetas de crédito?

Las tarjetas prepagadas y las tarjetas de débito son formas de gastar dinero que usted ya tiene. Las tarjetas de crédito son formas de tomar dinero prestado.

¿Cómo se comparan las tarjetas prepagadas con las tarjetas de débito?

Una tarjeta prepagada no está ligada a una cuenta de banco o cooperativa de crédito. En vez de eso, usted deposita dinero en la cuenta de la tarjeta, lo cual a veces se denomina cargar dinero en la tarjeta, antes de poder gastarlo. Con una tarjeta de débito, usted gasta dinero que tiene en su cuenta de banco o de cooperativa de crédito.

En general, con las tarjetas prepagadas y las tarjetas de débito, usted no puede gastar más de lo que tiene cargado en la tarjeta o lo que tiene en la cuenta. Si trata de gastar más, se rechazará la transacción. Sin embargo, algunos bancos y cooperativas de crédito le permiten sobregirar y también lo hacen algunas tarjetas prepagadas. Los sobregiros le permiten gastar más de lo que tiene, y luego usted debe reemplazar el dinero. Además, tiene que pagar una tasa por sobregiro por cada transacción que sobregira su cuenta.

¿Cómo se comparan las tarjetas prepagadas y las tarjetas de débito con las tarjetas de crédito?

Las tarjetas prepagadas y las tarjetas de débito son muy diferentes de las tarjetas de crédito. Esto puede ser muy confuso porque ambos tipos de tarjetas pueden tener un logotipo de una red de tarjetas, como Visa, MasterCard, American Express, o Discover. Cuando usted usa una tarjeta de crédito, está tomando dinero prestado, y debe reembolsarlo en la fecha de vencimiento. En general, los pagos atrasados generan una penalidad por mora, y pagar menos del monto total genera cargos por intereses. En cambio, con una tarjeta de débito o tarjeta prepagada, usted retira dinero que ya tiene en su cuenta. A menos que sobregire su cuenta, no tendrá que devolver el dinero ni pagar tarifas.