Mi prestamista me ofreció una línea de crédito hipotecario (HELOC). ¿Qué es eso?

Una línea de crédito hipotecario es una línea de crédito que le permite pedir prestado dinero sobre su propiedad neta. Usted puede pedir prestado con el tiempo utilizando cheques especiales o una tarjeta de crédito.

Para la mayoría de las líneas de crédito hipotecario, puede pedir dinero prestado sólo por un tiempo específico, comenzando al abrir su cuenta. Durante este tiempo, conocido como “período de retiro”, puede pedir prestado dinero y debe hacer pagos mínimos. Cuando termina el período de retiro, ya no podrá pedir prestado dinero de su línea de crédito.

Después de que termina el período de retiro, en algunos planes es posible que tenga que pagar el saldo de inmediato en un solo pago. En otros planes, tendrá una cierta cantidad de tiempo para pagar su saldo. Durante este lapso, conocido como “período de pago”, usted no podrá obtener crédito adicional y puede que tenga que hacer pagos mínimos mayores que durante el período de retiro.

En algunos planes, si sólo hace los pagos mínimos no tendrá que pagar el saldo completo al final del plazo. En ese momento, tendrá que pagar el saldo restante en forma de suma global única, conocida como “pago global final”. Si usted no puede obtener otro préstamo para pagar esta cantidad, o pagarla con sus ahorros, podría perder su vivienda.

Las líneas de crédito hipotecario suelen tener una tasa de interés variable que cambia con el tiempo, por lo que puede que sus pagos no sean los mismos de mes a otro.

Si el valor de su vivienda cae significativamente, su prestamista puede decidir no permitirle que tome un crédito adicional a través de su plan de línea de crédito hipotecario, lo que puede dar lugar a que usted no tenga acceso a tanto dinero como pensaba que tendría.

Consejo: Si está considerando una línea de crédito hipotecario, averigüe y compare todas sus opciones. Al igual que otras hipotecas, las líneas de crédito hipotecario tienen costos y cargos asociados. También asegúrese de revisar los riesgos de esta línea de crédito. La mejor manera de evitar problemas es no firmar nada que no entienda.

Consejo: Si usted tiene problemas con sus facturas, sacar una línea de crédito para pagar su deuda puede causarle más problemas y poner en riesgo su vivienda. Antes de sacar una línea de crédito para consolidar sus deudas, hable con un asesor aprobado del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de EE. UU. Un asesor de vivienda aprobado por el HUD puede aconsejarle sobre cómo administrar su dinero y sus deudas, ayudarle a desarrollar un presupuesto y darle materiales y talleres educativos gratuitos.

Evite las empresas que piden grandes honorarios por adelantado o que hacen promesas poco realistas, como la restauración de su crédito o el pago de cantidades menores de las que se deben. Usted puede comprobar si un asesor de vivienda es aprobado por el HUD o encontrar un asesor de vivienda aprobado por el HUD, visitando el sitio web del HUD o llamando a la línea de remisiones de asesores de vivienda del HUD (1-800-569-4287).

¿Fue útil esta respuesta?

Nota: No incluya información confidencial, como su nombre, información de contacto, número de cuenta o número de seguro social en este campo.