¿Qué debo considerar al tratar con un ajustador de seguros?

Una vez que la compañía de seguros reciba su reclamo, ésta podría enviar a un ajustador para evaluar el daño sufrido por la propiedad y para ayudarle con el proceso de reclamo. En muchos estados también se pueden contratar ajustadores públicos. Un ajustador público le representa en calidad de demandante, pero le cobrará un porcentaje de su indemnización.

Tenga cuidado si decide contratar a un ajustador público. Asegúrese de que dicho ajustador cuente con la licencia correspondiente para hacer negocios en su estado  (en inglés). Evite a los ajustadores que vienen de otros estados o aquellos que tocan a su puerta en busca de negocios. Otras señales de alerta son:

  • Ajustadores que cobran grandes sumas por adelantado. No pague mucho antes de saber si el ajustador va a poder ayudarle. Muchos estados establecen un límite a los honorarios.
  • El ajustador le recomienda a un contratista. Los ajustadores deshonestos a veces trabajan con contratistas que les dan comisiones.
  • Evite al ajustador o asesor que le pide que haga un reclamo falso o inflado. Esto es un fraude contra la compañía de seguros.
  • Evite contratar a un ajustador público que sospechosamente le pide demasiada información personal. Algunos estafadores pueden presentarse como ajustadores para robarle su información personal.

¿Fue útil esta respuesta?

No incluya información confidencial, como su nombre, información de contacto, número de cuenta o número de seguro social en este campo.