Ir al contenido principal

Sentando las bases para una banca abierta en el país

Las nuevas tecnologías bancarias tienen el poder de expandir y de abrir el acceso al mercado financiero a los consumidores y negocios emergentes del país. En un mercado más competitivo, las personas pueden recibir tasas de interés más altas en sus ahorros, pagar tasas más bajas sobre sus préstamos, y manejar sus finanzas más eficientemente. Pero esas nuevas tecnologías, y la competencia que pueden promover, no han alcanzado aún todo su potencial. Los consumidores continúan encontrando los mismos obstáculos de siempre, cuando tratan de cambiarse de banco, o solicitar préstamos.

En la CFPB estamos trabajando para acelerar el cambio a una banca abierta a través de una nueva normativa de nuevos derechos sobre los datos personales, cuyo propósito es derrumbar estos obstáculos, promover la competencia y proteger la privacidad financiera. Para lograrlo, estamos formalizando autoridad promulgada por el Congreso en el año 2010, y que estaba en desuso. Esta autoridad les otorga a los consumidores el derecho a controlar sus datos financieros personales. Estos derechos se convertirán en una realidad una vez que implementemos una normativa que establezca las expectativas para el mercado. En unos pocos meses, esperamos solicitar comentarios del público sobre nuestra propuesta formal y finalizarla en el año 2024.

Pero nuestra agencia no debe gerenciar la banca abierta. El desarrollo de estándares justos por parte del mercado, que permitan su adaptación a nuestra normativa, será crítico para la creación y mantenimiento de un sistema bancario abierto, en el cual, los consumidores puedan escoger y ejercer los derechos sobre sus datos, sin estar atrapados por poderosos intereses, y sin perder el control sobre sus datos.

En nuestra propuesta, reconocemos que tendremos que resolver ciertos problemas estructurales dado que existen participantes en el sistema actual que están encadenados al mismo, o porque existen aproximaciones al sistema que no les permiten a los consumidores manejar sus asuntos por completo. Pero muchos detalles del funcionamiento de una banca abierta serán resueltos cuando se establezcan estándares por fuera de la agencia. Propiamente elaborados, estos estándares pueden permitir la evolución de una banca abierta, mientras surgen nuevas tecnologías, novedosos productos son desarrollados y emerjan retos a la seguridad de datos.

Para ser exitosos, las organizaciones encargadas de establecer los estándares deben evitar satisfacer los intereses de las grandes empresas del mercado. Los estándares deben reflejar un completo rango de intereses relevantes, incluyendo consumidores, compañías, quienes estén a favor o en contra, así como grandes y pequeños actores del mercado. En el mercado financiero para el consumidor, las firmas poderosas han a veces intentado manejar tecnologías emergentes usando servicios, redes u organizaciones creadoras de estándares, sometidas a sus intereses, o incluso, que les pertenecen.

Que este tipo de participantes del mercado controle un sistema bancario abierto, amenaza la competencia y el control que tenga el consumidor sobre sus asuntos financieros. Mientras que en la CFPB esperamos que el mercado juegue un papel significativo en el desarrollo y mantenimiento de estándares para una banca abierta, también le prestaremos mucha atención a cualquier intento de limitar el ejercicio de sus derechos sobre sus datos a los consumidores, particularmente cuando estos sean esfuerzos coordinados por las firmas dominantes.

Mientras que en la CFPB esperamos que sean estándares justos los que jueguen un papel significativo en una banca abierta, nuestra propuesta de normativa tratará de medir apropiadamente ese papel. Continuamos alentando a quienes deseen desarrollar estándares para una industria bancaria abierta a que discutan sus planes con nosotros, para que de esa forma, los estándares les permitan a los consumidores un apropiado ejercicio de sus derechos sobre sus datos financieros personales.

Únase a la conversación. Síganos en Twitter y en Facebook .