Ir al contenido principal
Un sitio web oficial del gobierno federal de los Estados Unidos

Consejos para manejar los préstamos que haya hecho o recibido de familiares

Los acuerdos sobre dinero entre familiares y amigos son muy comunes. Nuestros estudios indican que tantos como uno de cada tres adultos en el país, recibe apoyo financiero de familiares o amigos, y a su vez, tantos como uno de cada tres, apoya a otros. Durante tiempos de crisis, como ahora en la actual pandemia, estas redes de apoyo pueden ofrecer ayuda oportuna.

Es normal buscar ayuda entre aquellos que le son cercanos cuando la necesite, así como ayudar a estas personas cuando quiera hacerlo. Sin embargo, a veces la comunicación poco clara, o los malentendidos, pueden causar tensión en sus relaciones personales y ocasionar dificultades financieras innecesarias.

Discutir frontalmente estos acuerdos financieros con familiares y amigos puede ayudar a reducir las tensiones. Puede sentirse extraño tener este tipo de conversación franca con esas personas, pero recuerde que la meta es llegar a un acuerdo que funcione para todos los involucrados. Esto ayuda a prevenir conversaciones aún más difíciles más tarde. Le mostramos una serie de preguntas que pueden ayudarle a trabajar juntos para resolver los problemas que surjan y mantener así, relaciones sólidas con sus familiares y amigos.

Cómo preguntarle a alguien si puede prestarle o compartir sus recursos

Antes de acercarse a algún familiar o amigo para expresarle su necesidad, tómese el tiempo de pensar con cuidado toda la información que necesitará compartir, y cuáles podrían ser los resultados de su solicitud. Debe estar preparado para responder con claridad las preguntas acerca de su situación. Esto puede ayudarle a tener una buena conversación, y probablemente, obtener un mejor resultado para sus finanzas personales y para su relación. Pregúntese:

  • ¿Qué es exactamente lo que estoy pidiendo?
  • ¿Tengo alguna otra forma de cubrir esas necesidades?
  • ¿Cómo cambiaría mi relación con esta persona si acepta un acuerdo, o si no acepta el mismo?
  • ¿Tengo la capacidad de pagarle de vuelta a esta persona?

Sea realístico y honesto con usted mismo y con la otra persona.

¿Le ha pedido alguien dinero o apoyo?

Antes de responderle a un familiar o un amigo que le pida compartir o prestarle recursos, deténgase y piense cuidadosamente. Responda usted mismo las preguntas que mostramos a continuación, y luego revise si necesita clarificar lo entendido con la otra persona:

  • ¿Me están pidiendo dar un regalo que no me será pagado de vuelta, o dar un préstamo que será pagado?
  • ¿Cómo afectará esto mi situación monetaria en el corto y largo plazo?
  • ¿Cómo cambiará mi relación con esta persona si acepto hacerlo, o si no lo hago?
  • Si se trata de un préstamo: ¿Qué pasaría si no me pagan de vuelta?
  • Si se trata de un préstamo: ¿Necesito que me paguen de vuelta el dinero, o hay otras formas de pago? Por ejemplo; ¿puedo aceptar otros servicios, como el cuidado de niños, transporte o cualquier otra cosa, como forma de pago?

Sea realístico y honesto con usted mismo y con la otra persona.

Cuando preste o regale dinero

Si puede, deje por escrito todo lo acordado y dele a todos una copia para ser usada como referencia posteriormente. Aunque decida o no dejarlo por escrito, el acuerdo que alcance debería responder las siguientes preguntas:

  • ¿Quién está proveyendo qué cosa, y a quién? (Dinero, tiempo, servicios, o cualquier otra cosa)
  • ¿Cuánto, con qué frecuencia, y por cuánto tiempo?
  • ¿Es esto un solo intercambio, o pasará rutinariamente?
  • ¿Cómo y cuánto será pagado el prestamista?
  • ¿Cuándo se considerará el acuerdo terminado?
  • ¿Cuándo y con qué frecuencia se comunicarán las partes interesadas?
  • ¿Qué sucede si las circunstancias cambian?


Responder estas preguntas, le ayudará a crear expectativas claras con las que ambas partes pueden estar de acuerdo. Tomarse el tiempo para pensar las cosas con cuidado y para escribir un plan, le ayudará a usted y a sus familiares y amigos a mantener una relación fuerte, y a apoyarse conjuntamente, mientras se ayudan mutuamente con sus finanzas.

Los regalos y préstamos de dinero, por lo general, no afectarán sus impuestos, a menos que el monto sea más alto que las exclusiones anuales. Para el año fiscal 2021, este monto es de $15,000. Visite la página del IRS (en inglés) para que encuentre más información.