¿Debo usar un servicio de control de crédito para protegerme del robo de identidad?

Algunos consumidores optan por adquirir servicios de control de crédito o de datos personales para protegerse contra el robo de identidad.

Sin embargo, debe saber que también se encuentran disponibles servicios gratuitos y de bajo costo para proteger a los consumidores, como:

Un congelamiento de seguridad (o congelamiento de crédito.) Incorporar un congelamiento de seguridad en su informe crediticio generalmente evita que se abra un nuevo crédito con su nombre. Cada estado tiene sus propias normas sobre cómo congelar el crédito y cuánto se debe pagar por ese servicio. En la mayoría de los estados, se puede colocar un congelamiento de seguridad por menos de $10, y si uno es víctima de un robo de identidad, generalmente lo podrá colocar de forma gratuita.

Una alerta de fraude. Si cree que ha sido víctima de un robo o un fraude (o que podría serlo), usted puede poner una alerta de fraude en su informe crediticio. Tenga en cuenta que la alerta de fraude no evita que una entidad crediticia abra una cuenta con su nombre, pero exige que esa entidad tome primero ciertas medidas para verificar su identidad.

Consejo: Usted puede solicitar un informe de crédito gratuito de una compañía nacional de informes de crédito cada 12 meses. Al solicitar los informes por separado, puede supervisar sus archivos de crédito sin costo con mayor frecuencia durante todo el año.

Consejo: También puede presentar una queja al CFPB en línea.

Si tiene quejas o inquietudes sobre un servicio de control de crédito, comuníquese con la Comisión Federal de Comercio en 877-FTC-HELP o visite robodeidentidad.gov.

¿Fue útil esta respuesta?

Nota: No incluya información confidencial, como su nombre, información de contacto, número de cuenta o número de seguro social en este campo.