¿Pueden denegarme una tarjeta prepagada?

En la mayoría de los casos no pueden denegarle una tarjeta prepagada.

En general, cualquier persona puede comprar y utilizar una tarjeta prepagada. Algunos proveedores exigen que usted registre su tarjeta ya sea al momento de la compra o después, para lo cual le piden que proporcione cierta información personal.

Esta información personal se utiliza para verificar su identidad, lo cual puede ser necesario antes de que usted pueda usar ciertas características de la tarjeta, como la recarga de dinero en la misma o para usar la tarjeta en línea o en un cajero automático.

Si el emisor de la tarjeta no puede comprobar que usted es quien dice ser, es posible que no pueda registrar su tarjeta. Pueda que usted tampoco pueda registrar su tarjeta si el emisor de tarjetas encontrara evidencias de que usted participó en actividades fraudulentas.

Si usted no puede registrar su tarjeta, el proveedor le permitirá gastar el dinero restante en dicha tarjeta o le enviará un cheque por el saldo a través de correo postal. Puede que registrar su tarjeta sea un paso distinto al de la activación de la misma. Algunas tarjetas exigen que la activación se haga mediante una llamada o en línea a fin de proporcionar el número de la tarjeta antes de empezar a usarla.

Algunos tipos de tarjetas prepagadas no permiten ni exigen el registro. Puede que estas tarjetas no le permitan recargar dinero ni utilizarlas en un cajero automático.

¿Fue útil esta respuesta?

Nota: No incluya información confidencial, como su nombre, información de contacto, número de cuenta o número de seguro social en este campo.