¿Por qué tengo que registrar mi tarjeta prepagada?

Si no registra su tarjeta prepagada, tal vez no pueda utilizar algunas de sus características. Además, podría tener menos protecciones en caso de pérdida o robo.

Algunos proveedores exigen que usted registre su tarjeta en el momento de la compra, o después, pidiéndole cierta información personal.

Si el emisor de la tarjeta no puede comprobar que usted es quien dice ser, es posible que no pueda registrar su tarjeta. El emisor le permitirá utilizar la tarjeta para gastar la cantidad que usted haya puesto en dicha tarjeta cuando la compró, llamada la "carga inicial,” o le enviará por correo un cheque por el saldo. Pero, no podrá recargar y seguir usando la tarjeta después de que haya gastado la carga inicial, a menos que la registre.

Si no registra su tarjeta prepagada, su uso podría estar limitado. Por ejemplo, es posible que no pueda usarla en línea o en un cajero automático, a menos que la haya registrado correctamente. Además, algunos contratos de tarjetas ofrecen menos protecciones al momento de la resolución de errores y fraudes, si su tarjeta no está registrada.

Puede que registrar su tarjeta sea un paso distinto al de la activación de la misma. Algunas tarjetas exigen que la activación se haga mediante una llamada o en línea a fin de proporcionar el número de la tarjeta antes de empezar a usarla. Si no entra en línea o llama al emisor de la tarjeta, o si dicho emisor no activa automáticamente su tarjeta, usted no podrá utilizarla.

En la mayoría de los casos, una vez que registre su tarjeta correctamente, podrá utilizar todas las funciones de la tarjeta.

¿Fue útil esta respuesta?

Nota: No incluya información confidencial, como su nombre, información de contacto, número de cuenta o número de seguro social en este campo.