Niñez media

Durante la niñez media, los niños comienzan a prestar atención al mundo financiero a su alrededor. Comienzan a asimilar hábitos y actitudes sobre lo que es típico y lo que es popular. Sus compañeros se vuelven importantes, pero sus padres siguen siendo la influencia más importante en su mundo financiero.

Actividades destacadas para la niñez media

imagen de vista previa para la actividad

Bingo al paso

En su comunidad o mientras viaja, tome nota de los lugares que ve y hable sobre cómo se financia cada uno de dichos lugares, ya sea público, privado, sin fines de lucro, o una combinación de estos.

imagen de vista previa para la actividad

¿Qué hay en un recibo?

Muestre a su hijo(a) cómo usted calcula el precio que va a pagar en la caja y practiquen el redondeo con el impuesto sobre las ventas.

imagen de vista previa para la actividad

El Club del Libro: El Dinero Mientras Creces

¡Dentro de poco! Lea libros con su niño(a) y use nuestras guías para saber cómo iniciar una conversación de manera natural sobre los tópicos relacionados al dinero.

El Dinero Mientras Creces: Conversaciones y actividades

“Las personas ganan dinero de diferentes maneras, y a veces eso significa que lo gastan de diferentes maneras.”

  • Puede que usted decida darle a su hijo(a) una mesada. Para el desarrollo de su hijo(a), la parte más importante de dicha mesada es hablarle acerca de sus planes para ese dinero.
  • Tal vez su hijo(a) desee ganar dinero extra. Hable sobre lo que se considera "extra" en su familia y cómo ganarlo.
  • Su niño(a) podría recibir dinero como regalo. Ayúdele a decidir cómo utilizar ese dinero.
  • Su hijo(a) podría mencionar a sus amigos y compañeros, así que esté preparado para discutir la situación y las prioridades de su familia.

“Mucha gente pone dinero en una cuenta de ahorros para protegerlo y reciben intereses por sus ahorros.”

  • Visite con su hijo(a) un banco asegurado por el gobierno federal o una cooperativa de crédito o muéstrele el sitio web de su banco.
  • Vea las tasas de interés en las cuentas de ahorro.
  • Hable con su hijo(a) sobre como el dinero en las cuentas de ahorro está seguro y protegido. Si el banco quiebra, el/ella recuperará su dinero.
  • Abra una cuenta de ahorros con su hijo(a).
  • Escuche y hable con su hijo(a) si el/ella menciona cómo sus amigos y compañeros utilizan los bancos y otros servicios financieros.

“Es un buen hábito ahorrar por lo menos una moneda de diez centavos por cada dólar que recibes.”

  • Recuérdele a su hijo(a) las razones para ahorrar: para tener la libertad de tomar decisiones, para allanar los altibajos y para sentir seguridad.
  • Practique el ahorro al fijar una meta para algo que su hijo(a) quiere y divídala en pasos pequeños, ayudándole a su vez a dar esos pasos.
  • Anime a su hijo(a) a ahorrar el 10% del dinero que obtiene.
  • Para reforzar el hábito del ahorro, vaya al banco dos a tres veces al año con su hijo(a) a depositar los ahorros en su cuenta y vean como ha crecido el saldo en cada visita.
  • Considere un "plan de contribución" para los ahorros de su hijo(a): Usted pone 25 centavos por cada dólar que el/ella ahorra.  Anime a su niño(a) para que dibuje, para que haga un gráfico o para que cuente alguna anécdota sobre cómo esto hace crecer su dinero.

“Mucha gente hace listas y planes para lo que quieren comprar con su dinero.”

  • Practique con una lista antes de ir a la tienda o antes de salir de compras. Hable sobre lo fácil o difícil que es regirse a la lista.
  • Pídale a su hijo(a) que fije una meta para algo que el/ella quiere y hablen sobre los pasos que tomaría para conseguirla. Con el tiempo, revise para ver cómo van esos pasos y si la meta sigue siendo importante.
  • Comparta sus consejos y estrategias sobre cómo hacer planes y sobre cómo usted los cumple.
  • Juegue con su hijo(a) juegos de estrategia como damas chinas y mancala para reforzar el énfasis de la planificación.

“Es una buena costumbre comparar precios antes de comprar.”

  • Compare con su niño(a) los precios de algún juguete en las diferentes tiendas en línea o en una tienda tradicional.
  • Use cupones y tarjetas de descuento y muéstrele a su niño(a) lo que ahorra. Piense en permitirle que se quede con parte de los ahorros, si es que le ayuda a recortar o imprimir los cupones.
  • Comparta alguna anécdota acerca de la vez en que hizo una buena compra o cuando consiguió un mejor trato, o sobre la vez en que dejó pasar una oportunidad.

“Piensa dos veces cada vez que vea un anuncio o una oferta especial.”

  • Explíquele que las ofertas "gratuitas" en Internet, tales como el sonido de llamada para el teléfono celular o los juegos, pueden ser estafas para que la gente gaste dinero sin darse cuenta.
  • Recuérdele a su hijo(a) que aunque la publicidad intenta hacerle gastar más dinero, es él quien decide cuándo gastar y qué comprar.
  • Hable con su hijo acerca de las veces cuando es demasiado fácil comprar algo, como las compras de un solo clic dentro de un juego, o cuando uno agrega algo pequeño a lo que ya se está comprando.  Explíquele que ese puede ser un buen momento para frenar y pensar dos veces.
  • Escuche las anécdotas de su hijo(a) sobre cómo sus amigos y compañeros compran y gastan, y luego aproveche para hablar sobre los hábitos y las prioridades de su familia.
  • Si le han estafado, no tenga miedo de compartir la anécdota y lo que aprendió para evitarla.

“Debes evitar la tarjeta de crédito para comprar cosas que no puedes permitirte y que no puedes pagar con dinero en efectivo.”

  • Hable sobre como un plan de ahorro y gastos podría ayudar a su hijo(a) a evitar las deudas de tarjetas de crédito.
  • Explíquele que el usar una tarjeta de crédito es lo mismo que pedir dinero prestado. A menos que usted pague la deuda en su totalidad todos los meses, usted tendrá que pagar un porcentaje sobre la cantidad prestada a manera de costo adicional, llamado interés.
  • Insista sobre el siguiente principio: Cuando use una tarjeta de crédito, intente pagarla en su totalidad cada mes. De lo contrario, podría pagar más porque se suman los cargos de los intereses.
  • Hable sobre por qué la gente no debe usar tarjetas de crédito para comprar algo que no puede permitirse pagar con dinero en efectivo.
  • Hable sobre cómo una tarjeta de crédito puede ser útil para hacer compras en línea, o como una conveniencia, cuando usted paga todo al final del mes.
  • Comparta su estrategia para el uso de tarjetas de crédito y lo que ha aprendido sobre el manejo de su crédito.

“Es una buena costumbre no compartir la información en línea.”

  • Conozca los sitios web que visita su hijo(a). Bloquee cualquier sitio inadecuado mediante el programa de control de los padres.
  • Para la seguridad de su hijo(a), mantenga la regla de que nunca entregue ninguna información personal, como su fecha de nacimiento, la dirección, el número de teléfono ni la escuela cuando esté en la computadora.
  • No le permita comprar ninguna cosa en línea sin su permiso.
  • Explíquele que entregar información personal en línea, como la cuenta del banco o de una tarjeta de crédito, es riesgoso porque alguien podría robarla. Los ladrones pueden utilizar los números de Seguro Social u otra información personal para solicitar tarjetas de crédito o crear documentos falsos.
  • Mantenga la regla de que su hijo(a) nunca responda a mensajes de correo electrónico de alguien que no conoce y que nunca haga clic en los anuncios de despliegue automático (pop-up ads).
  • Para consejos sobre la seguridad de la información, visite El Robo de Identidad.
  • Comparta sus experiencias, positivas o negativas, con respecto a la privacidad en línea.

¿Qué es lo que está sucediendo con su hijo(a) en cuestión de su desarrollo?

Durante la niñez media, los niños:

  • Asimilan las actitudes, los hábitos y los atajos en la toma de decisiones, los mismos que nos ayudan a navegar a través de nuestra vida financiera diaria.
  • Se fijan lo que es típico dentro de su círculo de familiares y conocidos; por ejemplo, el uso de un banco o el uso de una cooperativa de ahorro y crédito, el uso de un banco en línea, el uso de una aplicación para manejar el dinero, el uso de un servicio para cambiar cheques, o en una combinación de todos estos.
  • Sienten la atracción de las compras y la publicidad, así como la presión de los compañeros, aunque los padres pueden ser una influencia más fuerte que los compañeros cuando se trata de dinero.

Averigüe más sobre cómo los niños forman sus habilidades, hábitos y actitudes que contribuyen a su bienestar financiero como adultos.

Póngalo todo junto con nuestro resumen descargable de desarrollo financiero, junto con las actividades y los recursos de apoyo para la niñez media .