La adolescencia y la juventud

Los adolescentes y adultos jóvenes comienzan a ganar dinero y a tomar decisiones financieras por cuenta propia, aprenden a encontrar y aplicar la información útil y a tomar decisiones sobre su futuro. La orientación, la supervisión, y los consejos de los adultos son importantes al momento de ayudar a los adolescentes a navegar con éxito a través de estas experiencias.

Actividades recomendadas en la adolescencia y en la juventud

imagen de vista previa para la actividad

Empleos de los miembros de la familia

Investigue y compare los puestos de trabajo que tienen los miembros de la familia y qué educación y entrenamiento se requirió para llegar a estos.

imagen de vista previa para la actividad

¿Qué hay en el talonario del sueldo?

Muestre a su hijo(a) las diferencias, a causa de las reducciones, entre el salario bruto y el salario neto (take-home pay).

imagen de vista previa para la actividad

Comparación de universidades

Ya sea que la universidad esté lejos aún, o a la vuelta de la esquina, su adolescente puede explorar y comparar las universidades en línea.

El Dinero Mientras Creces: Conversaciones y actividades

“Tu cheque de nómina puede ser más pequeño de lo esperado porque primero se sacan los impuestos.”

  • Hable sobre la diferencia entre el salario bruto (antes de que saquen los impuestos) y el salario neto (la cantidad que se lleva a su casa).
  • Explique que el formulario W-4, que uno llena al comenzar un nuevo trabajo, sirve para determinar la cantidad de impuestos que se saca del sueldo.
  • Explique que los niveles de impuesto varían dependiendo de cuánto uno gana.
  • Hable sobre lo que pagan los impuestos, que incluyen las escuelas, el mantenimiento de carreteras y asistencia médica para los ancianos.
  • Revisen juntos usted y su hijo(a) adolecente el cheque de nómina de él o ella punto por punto, para averiguar lo que se está sacando en impuestos y a dónde se gasta el dinero.

“Una buena norma general es ahorrar el 10% de lo que ganas y tener ahorrado al menos tres meses de gastos en caso de emergencia.”

  • Una vez que su hijo(a) adolescente tenga un trabajo estable, ayúdele a establecer un programa de ahorros para que al menos el 10% de los ingresos vaya directamente a su cuenta de ahorros.
  • Ayúdele a su hijo(a) con el seguimiento de sus gastos mensuales.  Hable sobre cómo estimar el valor de tres meses de gastos y sobre cuánto ahorrar de cada cheque de nómina para aumentar sus ahorros.
  • Hable acerca de cómo guardar el dinero en un lugar seguro, como en un banco o cooperativa de ahorro asegurado por el gobierno federal.
  • Explíquele que, de ser posible, es mejor tener más ahorros, como de seis a nueve meses de gastos, en vez de sólo tres.

“Cuanto antes comiences a ahorrar, más rápido crecerá tu dinero a través del interés compuesto.”

  • El interés compuesto es cuando su hijo(a) gana intereses tanto del dinero que ahorra como del interés que gana. Muéstrele a su hijo(a) lo siguiente: Si el/ella ahorra $100 cada año a partir de los 14 años, el/ella tendría unos $23,000 a los 65 años. Sin embargo, si el/ella empieza a ahorrar a partir de los 35 años, el/ella tendría unos $7,000 a los 65 años. El ejemplo supone que la cuenta gana 5% cada año.
  • Experimente con su hijo(a) para demostrar el efecto de ahorrar diferentes cantidades a diferentes tasas de interés.  Prueba la calculadora de interés compuesto de la SEC.
  • Hable sobre la cantidad que su hijo(a) puede ahorrar. ¿Cuánto podría ganar? ¿A qué tendría que renunciar? ¿Valdría la pena?
  • Explique a sus hijo(a) que cuando empiece un trabajo, le pueden ofrecer en el trabajo una cuenta llamada 401(k).  Algunos empleadores ofrecen contribuciones equivalentes a lo que usted pone como un incentivo para ahorrar, por lo que es buena idea ahorrar al menos lo suficiente para obtener la máxima contribución por parte del empleador.

“Puedes ahorrar para metas a corto plazo y puedes que desees invertir tu dinero para lograr objetivos a largo plazo.”

  • Su hijo(a) debe pensar en una meta a corto plazo como algo que quiere el próximo año o dos. Las cuentas de ahorro son seguras y con estas su hijo(a) se sentirá seguro de que el dinero estará allí cuando lo necesite.
  • Largo plazo generalmente se refiere a algo que está más allá de cinco años, como comprar una primera casa o eventualmente jubilarse.  Las inversiones pueden hacer que el dinero de su hijo crezca y se capitalice a largo plazo, pero hay un riesgo de perder dinero. La Comisión de Bolsa y Valores (SEC, por sus siglas en inglés) ofrece algunos consejos de inversión muy útiles.
  • Pídale a su hijo(a) que piense en algunos objetivos. ¿Va a asistir a la universidad? ¿Va a comprar un auto en los próximos dos años? ¿Va  a mudarse a otra ciudad? ¿Va a comprar una casa en el futuro?  Defina dos objetivos financieros a largo plazo y ayude a su hijo a planificar algunos pasos para que pueda alcanzarlos.
  • Explique que las cuentas de jubilación individual (IRA, por sus siglas en inglés) y 401(k) son maneras de ahorrar dinero para el futuro lejano y, mientras más temprano su hijo empiece a ahorrar, más poderosas serán dichas cuentas.

“Cuando inviertes a largo plazo, vale la pena comparar.”

  • Seguramente su hijo(a) no podrá utilizar los conocimientos de inversión durante algunos años, pero hablar de cómo comparar las inversiones puede ayudarle a tener más comodidad y confianza.
  • Hable de los beneficios, riesgos y costos de invertir. Por ejemplo, para un fondo mutuo de inversión, el beneficio es la posibilidad de crecimiento a largo plazo, el riesgo es la posibilidad de perder dinero, y los costos incluyen los cargos que hay que pagar a la compañía de fondos mutuos sin importar si pierde o gana.
  • Comparta con su hijo(a) la idea de no jugarse todo a una sola carta y las ventajas de combinar las acciones, los bonos y el efectivo.
  • Comparta sus anécdotas sobre inversiones a largo plazo y lo que ha aprendido.

“Aquellos con títulos universitarios tienden a ganar más que las personas que no fueron a la universidad.”

  • Hable sobre la cantidad que usted puede contribuir hacia la matrícula universitaria de su hijo y los gastos anuales.
  • Compare los costos universitarios, las tasas de graduación, las tasas por incumplimiento de los préstamos, los pagos mensuales promedio de los préstamos y las perspectivas de empleo a través de la tabla de  Comparación de Universidad del Departamento de Educación.
  • Vea lo que cuestan las universidades mediante la "calculadora de precio neto" en sus sitios web; usted debe saber que la mayoría de las familias no paga el precio completo de la matrícula.
  • Use la herramienta Cómo pagar la Universidad del CFPB para comparar las ofertas de ayuda financiera.
  • Para estimar la ayuda financiera de su hijo, utilice la herramienta FAFSA4caster.
  • Visite Ayuda Federal del Estudiante para investigar otros préstamos, becas y subsidios, y utilice la calculadora para estimar los pagos mensuales del préstamo de su hijo.

“Debes utilizar la tarjeta de crédito solamente si puedes pagar la deuda todos los meses en su totalidad.”

  • Cuando un padre de familia co-firma la tarjeta de crédito de un hijo, cualquier retraso en los pagos del hijo también afectan el historial de crédito del padre.
  • Explique qué atrasarse con el pago de las cuentas puede dañar el historial de crédito de su hijo y afectar sus posibilidades de conseguir un trabajo y un apartamento.
  • Una vez que cumpla los 18 años, su hijo(a) puede obtener reportes de crédito gratuitos una vez al año.
  • Compare con su hijo(a) adolescente las tarjetas de crédito, las tasas de interés y las cuotas anuales.  Si la universidad de su hijo ofrece una tarjeta de crédito, asegúrese de revisar los términos de la misma.
  • Explique que puede haber algún gasto de emergencia que su hijo tal vez no pueda pagar inmediatamente y deberá cargarlo en la tarjeta, y por eso es importante no cargarla con artículos de uso diario.
  • Analice las calculadoras de pago de tarjetas de crédito con su hijo(a) para ver cuánto podría tardar en pagar una deuda de tarjeta de crédito de $1,000 si sólo hace los pagos mensuales mínimos.

“Tu salud y tu propiedad necesitan protección, y la mayoría de la gente compra un seguro para evitar los altos costos cuando algo sale mal.”

  • Recuerde a su hijo(a) adolecente que compare los seguros como haría con cualquier otro producto.
  • Su hijo(a) podría permanecer en su seguro de salud, si es que lo tiene. Con algunas excepciones y según la ley, él tiene derecho a permanecer bajo el mismo, hasta que cumpla 26 años.
  • Hable sobre el seguro de discapacidad, que puede proporcionarle ingresos a su hijo si su hijo no puede trabajar debido a una lesión o discapacidad.
  • Si su hijo(a) alquila un apartamento, ayúdele a comparar los seguros para inquilinos y háblele sobre si valen la pena o no.
  • Si su hijo(a) tiene, arrienda o alquila un carro, ayúdele a comparar los seguros de auto.

¿Qué es lo que está sucediendo con el desarrollo de su adolescente?

Durante la adolescencia y la juventud, los adolescentes:

  • Experimentan muchas situaciones financieras nuevas como trabajar, ganar y administrar su propio dinero, abren cuentas bancarias, firman contratos de arrendamiento, solicitan tarjetas de crédito y pagan la universidad.
  • Practican la toma de decisiones en base a los hábitos financieros y comunes que comienzan a formar temprano en sus vidas y continúan desarrollándose.
  • Utilizan el pensamiento crítico para tomar decisiones, fijan metas y trabajan para lograrlas, y resuelven experiencias difíciles o tareas complejas.

Averigüe más sobre cómo los niños forman sus habilidades, hábitos y actitudes que contribuyen a su bienestar financiero como adultos.

Póngalo todo junto con nuestro resumen descargable de desarrollo financiero, junto con las actividades y los recursos de apoyo para la adolescencia y en la juventud